23 de septiembre del 2015 00:00

Seis empresas extranjeras se comprometen a invertir

Unión cementera

La mañana de ayer se firmó en Riobamba el contrato cementero. La ministra Nathalie Cely estuvo presente en dicho acto. Foto: Cristina Marquez/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 60
Carolina Enríquez
y Cristina Márquez

Ayer se oficializó la compra del 62% de las acciones de la Unión Cementera Nacional (Ucem) por parte de la empresa peruana Casacra, que es parte del Grupo Gloria. El contrato de inversión es de un total de USD 230 millones.

Este es parte de los 33 contratos de inversión, en diversas áreas, por USD 2 040,7 millones que se han firmado en lo que va del año. Para Nathalie Cely, titular del Ministerio de la Producción, esto refleja que el Ecuador sí genera confianza para los inversores extranjeros. “Los contratos firmados son una herramienta que garantiza al inversor que tendrá acceso a los incentivos que promueve el Estado. En el caso del Grupo Gloria, por ejemplo, no pagará Impuesto a la Renta los primeros cinco años de operación”.

En el caso de la inversión de Casacra, esta servirá para la construcción de una nueva planta de clínker, materia prima para la fabricación del cemento. La nueva planta empezará a funcionar en unos tres años, operará en Chimborazo y generará
1 700 fuentes de empleo.

De los 33 contratos firmados por el Gobierno, uno solo representa el 59% de la inversión comprometida y se suscribió con el Consorcio Shushufindi, por USD 1 200 millones.

El Régimen busca atraer a socios estratégicos para impulsar la economía desde el sector privado. “Ofrecemos a los inversionistas un buen negocio, seguro y rentable. Ganamos los dos, el Estado, porque sumará una empresa productiva, y el inversionista, que obtiene participación y gestión del proyecto”, dijo el ministro de Industrias Eduardo Egas, quien adelantó que se realizarán ruedas de negocios con potenciales inversores en Europa, Estados Unidos y Canadá, aunque no dio detalles.

La búsqueda de nuevos inversionistas se da, sin embargo, en un escenario internacional adverso. América Latina ha perdido dinamismo por la caída de los precios de las materias primas y eso la vuelve menos atractiva. Asimismo, se prevé un aumento de las tasas de interés en EE.UU., lo que encarecerá el costo del crédito.

Pese a eso, el plan del Gobierno es captar unos USD 7 000 millones en inversiones privadas, priorizando a los sectores articulados con el cambio de la Matriz Productiva, un objetivo que se verá en el largo plazo.

Un estudio de la investigadora Sara Caria, presentado ayer en el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), revela que el cambio de la estructura productiva no se ha producido por la dependencia de la venta de crudo y la desigualdad en recursos y oportunidades.

Carla Murriagui, directora técnica de la Cámara de Industrias y Producción, cree que la transformación no se dará mientras no haya un real trabajo público - privado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)