Las firmas en crisis podrán acogerse al paro parcial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 192
Triste 6
Indiferente 3
Sorprendido 16
Contento 19
Carolina Enríquez
Redactora
negocios@elcomercio.com (I)
17 de febrero del 2016 00:00

Al acogerse al paro parcial, una empresa del país podrá laborar en jornada reducida. El anuncio lo hizo ayer, 16 de febrero, el Ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, tras la firma de un convenio entre la Cartera de Estado y la Secretaría Nacional de Educación, Ciencia y Tecnología (Senescyt).

La figura propuesta, que se incluirá dentro del proyecto reformatorio al Código de Trabajo, permitirá que las empresas que se encuentran en “crisis” puedan trabajar conforme a sus necesidades.

Para acogerse al mecanismo, las firmas tendrán que, una vez establecido un acuerdo con los trabajadores, firmar un acta y solicitar a la autoridad de trabajo que legalice el paro parcial. “Hasta en 50% se podrá reducir la jornada de trabajo (...). Es un acuerdo entre empleadores y trabajadores”, detalló el Ministro. La paga será proporcional al tiempo trabajado, lo cual implica un sueldo menor al que recibe en jornada regular.

Esto genera preocupación entre los trabajadores, quienes aseguran que con menos sueldo tendrán menor capacidad adquisitiva y, por tanto, reducirán su consumo, afectando a las empresas en sus ventas.

Con esta medida, según Edwin Bedoya, exrepresentante de los trabajadores ante el Consejo Nacional de Salarios (Conades), se está precarizando el empleo. Considera que la iniciativa contraviene el artículo 327 de la Constitución que prohíbe el trabajo por horas. “Es una flexibilización”.

El Ministro negó aquello y explicó que todavía no existe un articulado definitivo porque “se está acabando de pulirlo”. Se prevé que la norma esté lista entre esta y la próxima semana para enviarla a la Asamblea una vez que culmine la vacancia legislativa.

El Gobierno espera que este tipo de medidas se apliquen solo hasta el 2017.

En el articulado, según el funcionario, constará que el Ministerio de Trabajo será el que determine las causales para declarar el paro parcial. Actualmente, el Código de Trabajo determina las condiciones para el paro total.

Este consiste en la suspensión temporal de todas las actividades de la empresa, con la posibilidad de volver a reanudarlas. La decisión debe comunicarse a las autoridades laborales. El artículo 531 de esta norma establece que las empresas podrán declarar el paro total por: crisis económica general, afectaciones propias de la firma, falta de materia prima importada y causas no previstas por el empleador.

La Ley también señala que la duración del paro total será determinada por el fallo de un tribunal de conciliación y arbitraje que creará la autoridad que reciba el pedido para acogerse a la medida.

En el caso del paro parcial, según el ministro Berrezueta, tendrá duración de seis meses, “renovables por una sola vez”.

En ese tiempo, pese a que los salarios se ajustarán a las horas trabajadas, los aportes a la seguridad social se pagarán en su totalidad con base en un salario de ocho horas. “La seguridad social se pagará por el 100% del salario, no sobre el 75% o 50% (...) la propuesta nuestra es que la seguridad social la asuma el empleador” si hay paro parcial.

Para Roberto Aspiazu, director del Comité Empresarial Ecuatoriano, aún no hay mucha claridad sobre esta propuesta. Sin embargo, cree que la decisión permitirá a la empresa tener mayor liquidez en tiempos complejos.

Los gremios tienen previsto presentar algunos planteamientos sobre las propuestas de reforma ante el Consejo Nacional del Trabajo, en su primer encuentro, una vez se designen los representantes de empleadores y trabajadores ante este ente.

Las partes pidieron el lunes pasado una prórroga de cinco días para esto y, tras ese período, deberán reunirse los representantes seleccionados dentro del organismo.

Otras propuestas

La jornada prolongada es otra de las estrategias planteadas por el Gobierno.

Con la reforma laboral se permitirá que el horario de trabajo de una empresa se acople a su ciclo de producción; es decir, que se pueda trabajar más horas en menos días. No más de 10 horas cada día.

Todo esto se llevará a cabo siempre y cuando exista un acuerdo entre trabajadores y patronos. Asimismo, se deberán respetar las 48 horas de descanso cada semana y se pagarán las horas extras.

El Ministro también habló sobre los incentivos para la contratación de jóvenes de entre 18 y 24 años, como el pago de la seguridad social por parte del Estado. Este grupo no podrá superar el 20% de la nómina total de la compañía, según el funcionario.

Para Édgar Sarango, dirigente del Frente Unitario de Trabajadores, existen otras opciones para impulsar el empleo como el mejoramiento de las capacidades de producción.

En contexto

Actualmente, durante el tiempo del paro total, debidamente autorizado por el tribunal, quedarán suspensos los contratos de trabajo y los empleados no tendrán derecho a remuneración. Así lo establece el Código de

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (43)
No (9)