26 de abril de 2015 19:11

Dos empresas, interesadas en los Quitocables

Mauricio Rodas visitó al fabricante de metrocables en Francia. Foto tomada de @MauricioRodasEC.

Mauricio Rodas visitó al fabricante de metrocables en Francia. Foto tomada de @MauricioRodasEC.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 54
Triste 6
Indiferente 4
Sorprendido 8
Contento 139
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

El proyecto emblemático de movilidad de la actual administración municipal empieza a tomar forma. Casi un año después de asumir esta Alcaldía, en mayo, empezarán las labores preliminares en las zonas donde se edificarán las primeras dos líneas de los Quitocables. Las rutas ya están definidas.

En el norte, este sistema de transporte aéreo se implementará en Pisulí y La Roldós y llegará hasta la estación de transferencia de La Ofelia. En el centro, la línea irá de Toctiuco a El Tejar. En el sur, desde los Criollos (sector sur-occidental de Quito) hacia la entrada a Los Chillos. Tumbaco y Cumbayá se conectarán con La Carolina.

Las primeras obras se concentrarán en el norte y en el sur. Mauricio Rodas, alcalde de Quito, explicó que en el sur se construirá la ruta Solanda-La Argelia, y, en el noroccidente, Pisulí-La Ofelia. Sostiene que las labores empezarán los primeros días de mayo.

 


La mayoría de estaciones de embarque y desembarque de pasajeros estará en terrenos municipales. Inicialmente se trabajará en la regeneración urbana de los sectores (arreglo de las vías, de las áreas recreativas, espacios culturales) para promover también el turismo.

Luego, entre septiembre y octubre, se edificará la infraestructura: cables, columnas (pilonas), cabinas, estaciones. Para que esto ocurra se debe concretar la alianza pública privada que promueve el Municipio para ejecutar esta obra. “Se cuenta con los estudios. Hay dos empresas interesadas en este proyecto”, dijo Rodas.

infografía quitocables

Con este mecanismo se aspira atraer la inversión privada y ahorrar recursos municipales. Sin embargo, el Cabildo tendrá la rectoría del proyecto. La construcción de las cuatro líneas de los Quitocables costará alrededor de USD 450 millones. Para las primeras dos rutas se invertirán 86 millones.

Este proyecto no complicaría las finanzas municipales, sostuvo el burgomaestre. El financiamiento será cubierto por una empresa privada. “No es una privatización ni concesión. El Municipio establecerá los parámetros de calidad del servicio y el esquema tarifario”.

Las estaciones de los Quitocables estarán conectadas al sistema de transporte metropolitano. Por ejemplo, La Argelia-Solanda, en el sur, estará junto a una parada del Metro. Pero mientras se ejecuta esta obra subterránea se brindará un servicio de transporte expreso hacia el andén del Trolebús más cercano, ubicado en el Mercado Mayorista. Este servicio será gratuito.

En La Ofelia, la integración se hará en la estación del Corredor Central Norte. El objetivo es contar con estas dos líneas en el segundo semestre del 2016. Inicialmente, se prevé que este sistema de transporte aéreo movilice a 71 000 pasajeros. Las tarifas de estos recorridos aún no están definidas.

Los consorcios interesados deberán plantear sus propuestas y en base a esto se establecerá el modelo financiero.

Para Mario Villagómez, director del Observatorio Ciudadano de Movilidad, el precio del pasaje debe ser accesible, porque cubrirá zonas periféricas de la ciudad.

Además, agregó que este sistema debe ser más eficiente para que la gente opte por dejar el vehículo o el transporte informal para movilizarse en estas cabinas, que si bien no tienen mayor capacidad para los usuarios facilitarán la conexión oriente-occidente que actualmente tiene deficiencias. También se impulsará las alianzas público-privadas.

Las otras líneas

La construcción del resto de las líneas está prevista para fines del 2015 y el 2016. Luego de los tramos del sur y noroccidente se intervendrá en Toctiuco-El Tejar y en Tumbaco-Cumbayá-La Carolina. Todo este sistema de transporte se espera esté listo para el 2017.

La línea de Tumbaco contará con un estacionamiento de borde, cerca de la estación de la Simón Bolívar a la altura del intercambiador de la Interoceánica, para que las personas dejen ahí sus vehículos. Lo mismo se hará en otras zonas para desincentivar el uso de autos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (7)