4 de mayo de 2016 18:18

Las empresas familiares fueron el eje de una cumbre internacional

Expertos internacionales fueron parte de los invitados de las cámaras europeas, para aportar al crecimiento del sector empresarial ecuatoriano. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Expertos internacionales fueron parte de los invitados de las cámaras europeas, para aportar al crecimiento del sector empresarial ecuatoriano. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Washington Paspuel
(I)

Las nuevas oportunidades de crecimiento e internacionalización de las empresas familiares ecuatorianas, en un contexto económico adverso fueron analizadas y debatidas por ejecutivos de compañías y ‘gurús’ en el tema del emprendimiento y las finanzas.

La Segunda Cumbre Internacional de Empresas Familiares en Ecuador fue organizada por la Cámara Ecuatoriana-Alemana, con el auspicio de la Embajada Británica y la Cámara de Industrias Ecuatoriano-Británica, y se desarrolló entre el 2 y el 4 de mayo en Quito, Cuenca y Guayaquil.

Los siete expositores invitados se encargaron de desgranar el concepto de empresa familiar, ubicar esta figura de negocio en el contexto del mercado global, y ofrecer recomendaciones –con ejemplos prácticos- sobre qué deben hacer para innovar, internacionalizar sus operaciones, y crear alianzas estratégicas.

Sobre el contexto global y las oportunidades de negocios se refirió el argentino Alejo Czerwonko, director de Mercados Emergentes de UBS AG, una firma de servicios financieros afincada en Suiza. “Es interesante como la caída de los precios de los ‘commodities’ en Latinoamérica ha generado cambio muy importantes en sus gobiernos, porque la caja se acabó”, explicó como preámbulo a los consejos sobre cómo invertir en tiempos difíciles.

“¿Cómo posicionar una cartera de inversión en este contexto? El mejor antídoto en tiempos de volatilidad es una buena diversificación. La idea es sentarse con un profesional, ver los activos líquidos e ilíquidos, y crear una cartera de activos acorde”. Esa diversificación, explicó el analista, puede ser en acciones, bonos de alto rendimiento, y los de alta calidad en fondos de inversión privada.

Los desafíos que enfrentan las empresas familiares en el proceso de internacionalización, como también sus fortalezas, fueron abordados por el alemán Johannes Ritz, director para Latinoamérica de la firma Courage Group, y docente de la cátedra de Empresas Familiares del Munich Business School.

“Las empresas familiares tienen un rol fundamental en crear estabilidad en tiempos de crisis, mantener el empleo y crecer en tiempos adversos”, sostuvo. “Es una realidad que estas empresas tienen un mejor rendimiento en tiempos de crisis, y una de las razones es que piensan a largo plazo, tienen una manejo conservador de las finanzas, porque se endeudan menos y la toma de decisiones es más ágil”, acotó.

Un estudio de 2014 del Family Firm Institute destacó que, en el caso de Ecuador, el 51% de la mano de obra empleada laboraba en empresas familiares. Hasta 2015 estaban registradas alrededor de 55 000 firmas familiares en el país. Otro estudio, realizado por el IDE Business School, determinó que el 25% de las compañías familiares en Ecuador expandió su negocio al exterior a través de la internacionalización.

Con relación a las dificultades de las firmas familiares, Ritz reconoció que el traspaso generacional no es fácil.

El español Rafael De Cárdenas, experto en construcción, dirección y gestión de empresas, y docente de Liderazgo y Mercados Emergentes, se centró en cómo se puede innovar desde el contexto de una empresa familiar. “La innovación no es un salto al vacío, no toda la innovación trae riesgo, y tampoco requiere de mucha inversión, sino todo lo contrario”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)