7 de julio de 2018 00:00

Empresas contratan más personal en época de vacaciones

Club Regatas, en Quito, contrató 12 personas con experiencia para sus cursos. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Club Regatas, en Quito, contrató 12 personas con experiencia para sus cursos. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Durante la temporada de vacaciones escolares en la Sierra y Amazonía aumentan las opciones de empleo, debido al mayor movimiento en actividades económicas como turismo y servicios. Este período se inicia a mediados de junio y culmina en agosto.

La cadena de restaurantes Pizza Sa está en proceso de selección de cinco personas adicionales para la temporada, las cuales rotarían entre los cinco locales de la pizzería en Quito. Los perfiles que requiere son de servicio al cliente.

La búsqueda de talentos, según el propietario de la cadena y presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha, Diego Vivero, responde a dos razones. Por un lado, durante esta época se potencia el turismo interno, especialmente en el Centro Histórico, donde se ubica uno de los locales. En agosto, por ejemplo, tiene lugar la tradicional Fiesta de la Luz en el Centro. También se celebra el Verano de las Artes, entre julio y agosto.

Por otro lado, los empleados que tienen hijos suelen tomar vacaciones en estas fechas, por lo que es necesario contratar personal para cubrir temporalmente sus puestos.

La cadena, que cuenta con una nómina de 25 personas, también contrató personal temporal el año pasado, pero solo se abrieron dos plazas.

Gabriel Recalde, director académico del Centro de Estudios de la Política Laboral, explicó que históricamente la demanda de empleo ha crecido en esta temporada en el Ecuador, con un incremento de entre 20 000 a 30 000 plazas.

Para el experto, estos puestos están vinculados con la producción de materias primas, procesos de exportación o servicios, que son cíclicos. Sectores como comercio y turismo también suelen subir su demanda, añadió el experto.

“El turismo interno se eleva en la Sierra por ser la época de vacaciones escolares; en la Costa reciben a más turistas de la Sierra. Solo un estrato marginal realiza viajes internacionales”, indicó.

El titular del gremio turístico de Pichincha recordó que en estas fechas se reactivan los eventos corporativos en Quito, por ser época de graduaciones y de matrimonios en la Sierra, por el clima de verano.

Es el caso del Hotel JW Marriot Quito, que en junio y julio eleva la contratación para estos fines, de 40 a 80 personas, indicó Amparo Fustillos, coordinadora de Selección y Reclutamiento.

La empresa emplea meseros y cocineros bajo la modalidad de contrato eventual discontinuo, una opción que ofrece el Código de Trabajo. Este instrumento laboral tiene una duración máxima de 180 días, dentro del plazo de un año.

Sandra Paniz, de 34 años, ingresó al Marriot como mesera bajo esta modalidad, en noviembre del año pasado. Labora de miércoles a sábado, en función del número de eventos. El resto del tiempo trabaja como azafata en un autobús, pero su meta es poder ingresar más adelante como personal fijo al hotel.

Precisamente para este sector de eventos y actividades vinculadas al turismo entraron en vigencia en mayo pasado dos nuevas modalidades de contratación, mediante decretos ministeriales.

El primero es el contrato de trabajo especial permanente a jornada completa, que es de carácter indefinido y aplica para actividades de ciclos productivos. La jornada es de 40 horas semanales, durante seis días a la semana.

También está el contrato de trabajo especial discontinuo a jornada parcial, que tiene vigencia por el tiempo que dure la actividad especial y se renueva por cada ciclo de trabajo. En este caso la jornada es de 36 horas semanales, por seis días a la semana.

El pago en ambos casos puede ser diario o hasta semanal, según acuerden las partes.

En el portal OLX, los anuncios vinculados con ofertas laborales se incrementaron un 3% en junio, en relación a los dos meses previos, pero en un 13% respecto a junio del 2017.

Los perfiles más demandados fueron: voluntariado, vendedores, administrativos, atención al cliente, talentos para restaurantes y, en general, para el sector turístico.

“Esto se debe a que existen trabajos temporales como pasantías, trabajos en campamentos y voluntariados. Por otro lado, los jóvenes buscan una experiencia laboral antes de concluir la universidad y tener ingresos adicionales en vacaciones”, explicó Rafael Portilla, gerente de la firma.

Las postulaciones de las personas que busca un trabajo, en cambio, subieron en un 37% en relación a mayo y un 44% en comparación a abril.

Otra empresa que demandó más talentos para la época fue Club Regatas, en Quito.

El centro contrató alrededor de 12 personas con experiencia en piscinas o aguas abiertas, para sus cursos vacacionales durante la temporada 2018. Recibió cerca de 30 postulantes, indicó Pablo Pérez, miembro de la Comisión Deportiva del Directorio del Club.

Los menores de edad también pueden laborar en vacaciones. A partir de los 15 años, los adolescentes tienen capacidad legal para suscribir contratos de trabajo, según el Código de la Niñez y Adolescencia y el Código Laboral.

Modalidades de contrato

Temporada
Permite la contratación para ciertas épocas del año. Se deben llamar siempre a las mismas personas.

Eventuales
Sirve para cubrir necesidades circunstanciales. Dura 180 días, continuos o discontinuos, por un año.

Especial permanente
Válido para algunos sectores. Es de carácter indefinido. Jornada de 40 horas semanales.

Especial discontinuo
Válido para ciertos sectores. Rige por el tiempo de una actividad. Jornada de 36 horas semanales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)