Empresarios y trabajadores demandan diálogo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Política

El presidente Rafael Correa anunció la semana pasada que enviaría una media docena de reformas al Código Laboral vigente, con lo que se desecharía la propuesta de una nueva normativa en la materia.

Sin embargo, tanto los empleadores como los trabajadores esperan que sus criterios sean tomados en cuenta para la elaboración de estas reformas, algo que –dicen- no se hizo con el proyecto entregado por el ministro de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco. En ambos sectores hay expectativa por lo que será esta propuesta. De momento, el Presidente ha adelantado que se busca añadir la figura del despido nulo para embarazadas o personas con discapacidad.

La propuesta concreta aún no se da a conocer. Correa anunció que se entregará el planteamiento el próximo 15 de noviembre, día de aniversario de la matanza obrera de Guayaquil, en 1922.

De su lado, los sindicatos han llamado a una nueva movilización en rechazo de las propuestas del Ejecutivo, que se prevé realizar el 19 de noviembre. Dos actores de estos diálogos dan su punto de vista.

Víctor Cruz
Presidente Coord. Unitaria de Trabajadores

‘Un Código nuevo, pero que sea de los trabajadores’

¿Qué es lo que están pidiendo ahora? Rechazaban el Código, ahora plantean unas reformas…

Las rechazamos. Lo que queremos es un Código que recoja los planteamientos de los trabajadores, que garantice sus derechos consagrados en los acuerdos internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Es decir, que sí quieren un nuevo Código…

Sí, pero que recoja los planteamientos de todos los trabajadores y se les dé la estabilidad desde el primer día de trabajo, que se respeten sus derechos, que no pueden ser cuestionados ni eliminados por ningún Gobierno o empresario.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de los sindicatos frente al planteamiento del Gobierno?

No estamos de acuerdo con la mensualización de los décimos porque en vez de plantear una política salarial de acuerdo a las condiciones y al costo de la vida, busca sacar del propio bolsillo del trabajador un incremento mensual.

¿Y el tema de la sindicalización por ramas?

Aunque no está muy claro, no nos oponemos mientras se respete el derecho a la agrupación colectiva y la estabilidad. Pero no pueden eliminarse los sindicatos y comités de empresa

¿Tienen incertidumbres?

No, al contrario. Esto ha logrado consolidar una propuesta de luchar por un Código auténticamente para los trabajadores. Por eso convocamos para la marcha del próximo 19 de noviembre.

¿Cómo ven que el Presidente entregue las reformas, el 15 de noviembre, día en que se recuerda la masacre obrera en 1922?

Nosotros cuestionamos eso, porque esa fecha es de los trabajadores. El señor Correa lo que quiere es coger esa fecha para sus propósitos, y lo hace con el fin de confundir a los trabajadores, hacerles pensar que está de su lado.

Blasco Peñaherrera
Presidente de la Cámara de Comercio de Quito

‘Faltó la opinión de los actores obrero-patronal’


¿Como ha visto el sector empresaria la propuesta de Código Laboral?


Sentimos que hubo una gran falta de información. Hubo cambios y versiones diferentes, lo que genera una percepción que puede ser falsa de lo que en realidad se plantea. Se ha manejado con hermetismo, y eso genera un mal ambiente, inclusive antes de que el Código se trate en la Asamblea, para que el sector privado pueda generar nuevos empleos o presupuestar para el próximo año el crecimiento y generar plazas de trabajo.

Los trabajadores hablan de que la propuesta favorecería a los empleadores, ¿es así?

Hemos evaluado todas las versiones que hemos tenido pero no sabemos cuál será la definitiva. Yo he escuchado los puntos de vista del sector sindical, pero yo no sé sobre qué versión se basan.

¿Han tenido algún acercamiento con el Ejecutivo o la Asamblea?

En el Código anunciado por el Gobierno, faltó la opinión de los más importantes partícipes en la relación obrero- patronal. Conociendo que uno de los principales problemas que tiene nuestro país es el desempleo y el subempleo, entendemos que cualquier iniciativa tendiente a superar ese problema tiene que partir del diálogo, análisis y consenso de los participantes directos. Una propuesta que no toma en cuenta sus posiciones es algo que no abrirá posibilidades de superar el desempleo.

¿Y con los trabajadores?

Estamos organizando una reunión con los principales dirigentes sindicales, que esperamos se dé en los primeros días de la próxima semana. Hemos esperado hasta ahora porque no teníamos un documento final sobre el cuál discutir. Yo no sé si es una táctica el decir que “esta no es la versión final, va a ser otra”. Esperamos tener un pronunciamiento conjunto para encontrar una solución para todos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)