29 de enero de 2016 15:42

Empresarios preocupados por carta del Gobierno a los trabajadores del país

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 289
Triste 7
Indiferente 6
Sorprendido 25
Contento 351
Redacción Negocios

Los empresarios rechazaron, a través de un comunicado, un oficio remitido por el Ministerio del Trabajo a los empleados de empresas del país en el que destacan el compromiso del Gobierno con estas personas.

El remitido del Gobierno, con fecha enero del 2016, está suscrito por el presidente Rafael Correa y el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta. Allí se indica que sin trabajadores no hay revolución y se destaca la idea de la supremacía del trabajo sobre el capital.

El Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) señaló, a través de un carta, que se trata de un acto proselitista que ha causado preocupación. Les llama la atención, además, que los remitidos del Gobierno sean personalizados: “Resulta cuestionable la utilización de los datos personales que reposan en los archivos de las entidades públicas, uso que contradice el derecho a la intimidad de las personas”, establecido en la Constitución.

Ante ello le piden al Ministerio que deje de remitir estos comunicados y le recuerdan que el sector privado es el principal empleador del país (según el Instituto Nacional de Estadística y Censos de 10 plazas de trabajo nueve las genera el sector privado). 

Frente a este llamado de atención el ministro de Industrias, Eduardo Egas, indicó: “creo que ese es un mal enfoque que puede darle el empresario al tema”.

Para el funcionario, el objetivo del Régimen es garantizar el empleo. Para eso “estamos trabajando tanto con el sector productivo como con los trabajadores, para aunar esfuerzos y hacer la gran campaña por el empleo digno (...) La carta que el Estado manda va en ese ámbito. Es una carta dirigida a los trabajadores en la que se menciona que es el momento de que todos arrimemos el hombro. “Nosotros vamos a precautelar el empleo, pero tenemos que buscar una concertación entre todos”.

El Ministro dijo que para evitar sensibilidades la idea es aclarar bien la intención de la carta. “El Estado tiene la obligación de dirigirse a los trabajadores para decirles: estamos con ustedes, vamos a luchar por sus puestos de trabajo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (101)
No (64)