27 de octubre de 2015 14:19

Empresario venezolano descarta dejar el país tras ser acusado de 'traidor'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El principal empresario venezolano, Lorenzo Mendoza, descartó este martes (27 de octubre) abandonar su país, tras ser denunciado por el chavismo ante la Fiscalía por “traición a la patria”, lo que podría acarrearle varios años de cárcel.

“Vivo aquí con mi familia en Venezuela, voy a vivir siempre aquí con mi familia, no me voy para ningún lado”, declaró a la prensa Mendoza en la ciudad de Maracay (centro), en una de las 28 plantas de Empresas Polar, la principal productora de alimentos del país, de la que es presidente.

Rodeado de empleados que lo vitorearon durante su intervención, el industrial, de 50 años, prometió responder “con más trabajo y compromiso” a lo que consideró un “acoso permanente y creciente” de las autoridades.

“Estos ataques tratan de disfrazarlos contra mí, pero son contra Empresas Polar y por eso todos aquí tenemos una consigna: trabajo, compromiso e inversión”, sostuvo.

Vinculándolo a supuestos tratos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la bancada oficialista en la Asamblea Nacional denunció a Mendoza por “traición a la patria, usurpación de funciones y asociación para delinquir”, el pasado 21 de octubre.

Solo el cargo de traición a la patria es penado con entre 8 y 30 años de prisión.

La querella se basa en un diálogo telefónico entre Mendoza y el economista venezolano Ricardo Hausmann, que fue difundido el pasado 14 de octubre por el presidente del Parlamento y número dos del chavismo, Diosdado Cabello.

Hasta ahora los acusadores no han detallado la forma como fue grabada la conversación, que según Mendoza es una “violación de su privacidad”.

El recurso señala que el empresario y Hausmann -profesor de la Universidad de Harvard, quien también fue denunciado- suplantaron al gobierno al mencionar presuntas gestiones ante el FMI para un rescate que saque a Venezuela de la crisis económica.

“El único delito que tenemos es trabajar, comprometernos, pensar e invertir en Venezuela”, se defendió Mendoza, vestido con una camisa de trabajo de Polar.

Ubicado en el puesto 690 de la lista Forbes con una fortuna de USD 2 700 millones, el empresario -reconocido por su estilo informal y directo- dijo que la compañía ha sido sometida a unas 500 inspecciones y a una “campaña de desprecio” por parte de la prensa estatal.

Señalado por el chavismo de hacer parte de una “guerra económica” para desestabilizar al gobierno, Mendoza atribuyó los graves problemas de escasez de Venezuela al monopolio que mantiene el Ejecutivo sobre las divisas, lo que ha obligado a Polar a paralizar en ocasiones algunas líneas de producción por las deudas del Estado con los proveedores de materias primas.

Tras la grabación, difundida a pocas semanas de las elecciones legislativas del 6 de diciembre, el presidente Nicolás Maduro arreció sus ataques contra Mendoza, a quien llama el “pelucón mayor”, dando continuidad a una retórica contra el industrial que mantuvo el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2012).

Del grupo empresarial Polar, que por estos días cumple 75 años, salen la mayoría de productos que consumen los venezolanos, como la harina de maíz con la que hacen las arepas, la cerveza, gaseosas, quesos y golosinas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)