14 de January de 2010 00:00

Empresa de los Ostaiza recibió USD 500 000 desde Colombia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

judicial@elcomercio.com

Un ex gerente de la empresa Jooamy Ema, de propiedad de los hermanos Ostaiza Amay, fue vinculado a la investigación por supuesto lavado de activos.
Este proceso se inició en septiembre pasado, luego de que comenzó el juicio por presunto narcotráfico por el caso Huracán de la Frontera. En este proceso están vinculados los hermanos Jefferson, Édison y Miguel Ostaiza. Además de otras 24 personas.

En el proceso judicial se determinó que los hermanos Ostaiza eran propietarios de la empresa Jooamy Ema, que servía de supuesta fachada para lavar el dinero del tráfico de estupefacientes.
 
Desde entonces el trabajo de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía se profundizó sobre la actividad de    la compañía.
Álvaro de Jesús Franco, fue uno de los socios fundadores y el presidente ejecutivo de Jooamy Ema, desde el 17 de enero de 2007, cuando se constituyó la empresa.

Según la investigación de   la Fiscalía, Franco estuvo en ese cargo  un año, durante el cual solicitó un préstamo a la compañía colombiana  Sociedad Fénix Oil & Gas S.A. por USD 500 000.

Las investigaciones de la Policía y de la Fiscalía no han podido determinar para qué y cómo se usó el dinero que fue recibido.

La empresa Fénix  Oil &Gas S.A. se encargaba de explotar un bloque petrolero en el departamento de Magdalena, en Colombia, y tenía también entre sus planes generar energía geotérmica en ese país. No obstante, en diciembre de 2007,  la compañía fue comprada por Amerisur Resources, según el portal de negociosos  Rigzone.

La Fiscalía pidió también a Colombia que se entregue información sobre las actividades de la empresa petrolera.

La entrega del dinero a Jooamy fue efectuada a través de una  transferencia, que se realizó  desde cuentas del exterior, en México y en Estados Unidos.

Por ello, el fiscal Samuel Benavides, quien lleva el caso,  solicitó a todas las instituciones bancarias que expliquen a qué cuentas  se efectuaron los giros y las fechas en las cuales se ejecutaron.

Además, pidió a los bancos que informen si la empresa Jooamy   tenía cuentas de ahorro o corrientes abiertas en las entidades.
Franco, de 60 años,  nació en Santa Bárbara, en el departamento de Antioquia, en Colombia. Pero vivía en Guayaquil.

El pasado 8 de enero, el agente Benavides realizó la audiencia de formulación de cargos contra Franco y lo acusó de supuestamente ser el autor del delito de lavado de activos y pidió que dicte  la prisión preventiva.

Esta solicitud fue aceptada por el juez cuarto de Garantías Penales de Pichincha, Vicente Altamirano. Y dispuso a la Policía Judicial que se “localice, capture y remita al Centro de Rehabilitación Social de Varones de Quito”.

Con esta nueva vinculación se aplazó un mes el tiempo de la Fiscalía para presentar su dictamen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)