11 de enero del 2017 00:00

Dos emisiones de bonos en menos de un mes

Una mujer figurará en un billete de USD en el 2020. Foto: Archivo

Ecuador emitió USD 1 000 millones en bonos soberanos, informó el martes 10 de enero del 2017 el Ministerio de Finanzas. Foto: Archivo. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 744
Triste 15
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
Redacción Negocios
(I)

A 10 días de haber empezado el 2017, Ecuador salió nuevamente al mercado internacional de capitales en busca de financiamiento.

El Ministerio de Finanzas informó ayer, 10 de enero del 2017, que se emitieron USD 1 000 millones en bonos soberanos con un rendimiento del 9,125%, y que vencen el 13 de diciembre del 2026.

A través de un comunicado de prensa, el Ministerio informó que la negociación se desarrollo “de manera exitosa porque atrajo USD 2 200 millones de demanda por bonos ecuatorianos”.

Además, el ministro de Finanzas, Patricio Rivera, de acuerdo al boletín de prensa, explicó que “los recursos de esta colocación son de desembolso inmediato” y se destinarán a financiar la inversión pública en este año.

La transacción de ayer ocurrió a menos de un mes de una operación similar. El 8 de diciembre pasado, el país colocó USD 750 millones en papeles, con un rendimiento de 9,65% y a 10 años plazo.

Ramiro Crespo, director de Analytica Investments, señaló que la operación ocurre en un momento en el que el precio del petróleo sube gracias al acuerdo de reducción de la producción de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que entró en vigencia en enero de este año.

Ayer, el precio del WTI se ubicó en USD 52,53 y en diciembre rondaba 50, lo que redujo el riesgo de Ecuador.

Ayer, este indicador se ubicó en 608 puntos, cuando un año atrás este indicador estaba en 1 574 puntos, debido al desplome del crudo. En diciembre del 2016 se registró el mayor precio de crudo ecuatoriano en el 2016. En promedio fue de USD 44, según datos del Sistema Nacional de Información.

Para Crespo, otro de los factores que explica la reducción de 0,5 puntos en la tasa de interés de los bonos ecuatorianos es la cercanía de las elecciones. El mercado, consideró Crespo, interpreta que existe la posibilidad de un cambio de Gobierno y que el escenario económico mejore.

En el 2016, Ecuador consiguió un total de USD 2 750 millones en financiamiento a través de emisión de bonos -en julio, septiembre y diciembre- con rendimientos que fluctuaron entre el 9,65 y 10,75%.

Al cierre de noviembre del 2016, según estadísticas del Ministerio de Finanzas, la deuda consolidada (que no contempla los compromisos del Estado con otras entidades públicas) se ubicó en USD 25 856,7 millones, equivalente al 26,9% del Producto Interno Bruto (PIB).

En tanto la deuda agregada llegó a USD 37 222 millones, 38,7% respecto al PIB. Esas cifras no contemplan las dos últimas emisiones de bonos. El domingo pasado, en entrevista con este Diario, Diego Martínez, ministro de la Política Económica, consideró que el Gobierno no deja excesivamente endeudado al país.

Según cifras de la ejecución presupuestaria de Finanzas, el Gobierno consiguió financiamiento por USD 13 643 millones durante el 2016.

Para eso recurrió a China o a acreedores internacionales, que adquirieron bonos. A estos se suman otros ingresos, que no son considerados deuda, como las preventas petroleras y los créditos de liquidez del Banco Central.

Para el 2017, el Gobierno tendrá un presupuesto prorrogado, debido a que es un año electoral, es decir, será de USD 29 835 millones. Rivera, cuando era ministro de Política Económica, señaló que el Estado en el 2017 necesitará la mitad de financiamiento que en el 2016.

Puntos de vista

Falta un enorme financiamiento

Alberto Acosta Burneo. Economista, editor de la publicación especializada Análisis Semanal

“Lo que demuestra esta emisión, que se realiza a pocos días de arrancar el 2017, es la necesidad enorme que tiene de financiamiento el Gobierno. El escenario en relación al año anterior no ha cambiado. El Fisco va a tener una necesidad de financiamiento muy grande para poder sostener el ritmo de gasto público que, en conjunto, no se contrajo de manera significativa en el 2016. Como se ha evitado hacer un ajuste, el Fisco necesita recursos para pasar el mes. Este año, con presupuesto prorrogado, el Gobierno no ha querido tomar las medidas correctivas en las finanzas públicas y se arrastran los desequilibrios del año pasado. Me parece que este será un año en el cual se va a tratar de repetir un ritmo de endeudamiento agresivo, por lo menos durante los meses que le quedan al Gobierno actual”.

Los recursos alivian la presión


Carlos De la Torre. Director del Instituto de Investigaciones Económicas de la PUCE

“Una colocación a 10 años denota que ya la situación del Ecuador en los mercados internacionales es mucho mejor, porque el riesgo país se ha reducido notoriamente. Un endeudamiento de estas características, que es largo plazo, puede ser una estrategia técnica para poder cubrir necesidades inmediatas del Presupuesto General del Estado, dentro de las cuales puede estar también el pago de compromisos internacionales de corto plazo. En esa medida estos recursos permiten aliviar la presión y le dan mayor sostenibilidad al endeudamiento externo del Ecuador. Una colocación de bonos no es algo que se puede realizar de forma inmediata, obedece a una planificación que viene de hace varios meses atrás. Es parte de lo que se viene haciendo desde julio del 2016 y de la planificación del manejo fiscal”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (1)