31 de mayo de 2017 12:09

Ocho emisiones de bonos se han realizado durante cuatro años

Entrevista a Carlos de la Torre, Ministro de Finanzas. Foto: cortesía Carlos de la Torre.

El ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, anunció el 29 de mayo, un día antes a la reciente emisión de bonos, que el país cumplirá con el pago de todos sus compromisos de deuda. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 51
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Sebastián Angulo
Redactor
[email protected] (I)

A menos de una semana de llegar al poder, el gobierno de Lenín Moreno salió a los mercados internacionales en búsqueda de financiamiento.

Ayer, 30 de mayo de 2017, Ecuador emitió bonos soberanos por un total de USD 2 000 millones en dos tramos.

La operación se hizo de la siguiente manera: USD 1 000 millones a seis años plazo con un interés del 8,75% y los otros
1 000 millones a 10 años plazo al 9,62% de interés, según el Ministerio de Finanzas.

Los bonos alcanzaron una demanda de USD 4 200 millones de inversionistas institucionales de Europa, EE.UU. y Asia, según Finanzas. Una vez más el grupo asesor de estas transacciones fue Citi Group.


Se trata de la segunda emisión de papeles en el 2017. En enero pasado se emitieron bonos por USD 1 000 millones. Esos papeles vencerán en diciembre del 2026 y pagan el 9,125%.

En total, esta es la octava emisión de papeles desde el 2014, año en el que el país decidió volver a los mercados internacionales luego del ‘default’ del 2008.

La emisión de ayer se trabajó desde el anterior Gobierno. Patricio Rivera -anterior ministro de Finanzas- viajó a EE.UU. e Inglaterra a finales de abril para reunirse con inversionistas.

En los encuentros se informó que Ecuador requiere USD 12 500 millones en financiamiento para este año.
En ese entonces, los inversionistas no descartaban la posibilidad de una nueva emisión de bonos soberanos por parte de Ecuador, aunque no sabían cuándo ocurriría.

Si bien la nueva deuda le permitirá al Gobierno financiar el gasto público, deja interrogantes sobre la declaración de austeridad que el presidente Lenín Moreno hizo el día de su posesión, el 24 de mayo, dice Alberto Acosta Burneo, director de Análisis Semanal.

En su discurso, Moreno señaló que firmará un decreto Ejecutivo de austeridad en el Gobierno. “Todo gasto, toda inversión, pasará por un filtro objetivo de necesidades ciudadanas”, añadió.

Otra de las interrogantes tiene que ver con el anuncio de buscar financiamiento más barato. Según Acosta Burneo, tasas de 8,75 y 9,62% todavía siguen siendo elevadas.

En el mismo discurso el Jefe de Estado aseguró que buscará mejorar las condiciones del financiamiento para el desarrollo del país, es decir, ampliar los plazos y reducir las tasas.

Al cierre del mes pasado, la deuda pública consolidada se ubicó en USD 27 886 millones, según el último reporte Finanzas; es decir, un incremento de 420 millones respecto al mes previo. Pero si a ese valor se suman las deudas con otros organismos estatales el monto de la deuda pública agregada total llegó a USD 40 842, 8 millones el mes pasado.

Entre enero y abril de este año, el Gobierno ha conseguido financiamiento por un total de USD 3 000 millones, tanto en deuda interna y externa, según declaraciones del entonces ministro Coordinador de la Política Económica, Diego Martínez, hace dos semanas.

Uno de los destinos de la nueva emisión de bonos, según Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, podría ser el pago de vencimientos de deuda o compromisos al Banco Central del Ecuador (BCE).

De enero a marzo, explicó Ortiz, el Gobierno requirió de USD 500 millones al mes en endeudamiento para cumplir con sus necesidades. Uno de los detalles que llaman la atención, dice, es que en los últimos meses el endeudamiento ha llegado siempre a fin de mes, cuando se acerca el momento de pagar los sueldos.

Finanzas señaló ayer, 30 de mayo, que la reciente emisión es parte de la planificación establecida para el financiamiento del Plan Anual de Inversiones del Gobierno de este año.

El pasado lunes 29 de mayo, en su primera intervención ante la prensa y un día antes de la emisión de bonos, el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, señaló que el país pagará todos sus compromisos.

“Ecuador mantendrá el cumplimiento estricto de los compromisos internacionales adquiridos”, señaló De la Torre.
Luego de conocerse los resultados de las elecciones en segunda vuelta, el indicador de riesgo país de Ecuador sobrepasó los 700 puntos.

Pero el indicador se mantiene en 658 puntos desde el 25 de mayo pasado. El riesgo país es un indicador que refleja las posibilidades de un país de cumplir en los términos acordados con el pago de su deuda externa.

Cuanto más crece el nivel del riesgo país de una nación, mayor es la probabilidad de que ingrese en moratoria de pagos de sus obligaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (2)