2 de November de 2009 00:00

Emelec y la gran mentira

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alejandro Ribadeneira, coeditor

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A estas alturas, queda totalmente claro que Emelec no era el equipazo que algunos pretendían hacernos creer. 

En realidad, a pesar de los valiosos jugadores que sí posee el plantel azul (Elizaga, Rojas, Quiroz...), nunca ha tenido mucho más que los demás equipos para intentar ser  campeón este año. Los extranjeros han sido tan flojos  como los que trajo Barcelona, su archirrival de patio. Su técnico, amante del juego defensivo y promocionado para la Selección por los desubicados que nunca faltan, ha estado más preocupado  de jugar con la boca que con la pelota,  como si los partidos los ganara el más labioso.

Para colmo, la táctica meteorológica (en vista de que las futbolísticas no le resultan)   le ha salido fatalmente  al revés. Hace tres fechas quiso  jugar en el mediodía de  Guayaquil para desgastar al Cuenca con el calor y la humedad; pero  los rivales, que no se fijaron en el termómetro sino en la cancha,  terminaron corriendo más y le ganaron el partido.  Ayer, el equipo llegó tarde a Riobamba porque alguien se olvidó que en esta época llueve en la Sierra y los  vuelos de avión se alteran.

Por eso, Emelec no ha ganado en esta etapa, la decisiva, la que premia el trabajo del año. Al parecer, el premio para Emelec será el letrero de Polo Baquerizo: “Tome asiento”. Se lo merece.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)