27 de febrero de 2018 22:45

El Tambo espera la llegada de los cuerpos de los adolescentes que cayeron de un avión en Guayaquil

En la vivienda de la familia Pichasaca se levantó el funeral para los dos cuerpos. Foto: EL COMERCIO

En la vivienda de la familia Pichasaca se levantó el funeral para los dos cuerpos. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 113
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 5
Lineida Castillo
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la humilde vivienda de Pedro Pichasaca, en la comunidad de Cachi, cantón El Tambo, provincia de Cañar, se levantó el funeral. Desde la tarde de este martes 27 de febrero del 2018, los familiares esperan la llegada de Marco Pichasaca y Luis Chimbo, de 17 y 16 años, respectivamente.

Ellos son los dos adolescentes que cayeron del tren de aterrizaje del vuelo XL1438 que partió desde Guayaquil con destino a Nueva York. Tras el despegue de la nave, sus cuerpos quedaron sobre la cabecera sur de la pista del aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo.

Los dos eran primos y sus casas están separadas por unos 100 metros de distancia. Sus familias aseguran que los jóvenes, menores de edad, desaparecieron la tarde del domingo y que desconocían de sus paraderos. Pero, nadie puso la denuncia en la Fiscalía.

En sus planes siempre estuvo la intención migrar e incluso tenían el apoyo de familiares que viven en Estados Unidos, contó la hermana de uno de los fallecidos. “Pero decían que dejarían este país al terminar el año escolar”, relató.

De la tragedia se enteraron por noticias de la televisión. Reconocimos a mi sobrino por la ropa, los zapatos y la mochila del colegio que mostraron en las imágenes, dijo María Cruz Pichasaca. “Pero no comprendo cómo ingresaron hasta esa parte del avión”, se lamentaba entre llantos.

Este mediodía, las progenitoras de los jóvenes viajaron hasta Guayaquil para identificar los cuerpos y cumplir con algunos trámites de ley. La Fiscalía del Guayas también tenía previsto tomar sus versiones para identificar a los posibles responsables.

Para esta medianoche, se esperaba el arribo de los cuerpos a la comunidad de Cachi, donde serán velados juntos y posiblemente se levante una capilla ardiente en el colegio Nacional El Tambo, donde estudiaban en la sección nocturna.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (5)