21 de septiembre de 2017 00:00

El Oro concentra el 41% de las fincas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Jorge González
Redactor (I)

La producción bananera es la actividad más significativa en la provincia de El Oro. Según la Prefectura de esa jurisdicción costeña, representa el 30% del movimiento económico local.

La provincia cuenta con la mayor cantidad de haciendas a escala nacional, con 2 375 de las 5 737 que registra la Subsecretaría de Comercialización del Ministerio de Agricultura, es decir, el 41,39%. La mayoría de esos predios está en manos de los pequeños y medianos productores.

Para los agricultores orenses, el cultivo del banano ha sido favorecido por las excelentes condiciones climáticas y ecológicas de la llanura occidental de la provincia fronteriza. Las principales áreas de cultivo están en los cantones Machala, Pasaje, Santa Rosa, Arenillas y El Guabo.

En el mapa de producción nacional, Los Ríos es la provincia que concentra el 40% de la fruta, le siguen Guayas con un 32% y El Oro que se sitúa tercera con el 27%, según la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE).

No obstante, el prefecto de El Oro, Esteban Quirola, señala que en la provincia la incidencia del banano es mayor en relación con las otras localidades. El cultivo, la cosecha y la exportación generan una cadena comercial y económica que involucra directa o indirectamente a 100 000 trabajadores. “No solo se trata de pequeños productores, es el que vende insumos, da servicios, plastiquero, cartonero, empacador, cuadrillas, transportista... todo un sistema económico”.

Quirola recordó que se mantiene la marca de ‘Capital Bananera del Mundo’, en referencia a la ciudad de Machala.

El Oro tiene la mayor cantidad de pequeños productores, porque la actividad se volvió familiar e incluso se ha heredado hasta en cinco generaciones. Él, relató, pertenece a una cuarta generación de bananeros en su familia.

“Por eso tenemos también la mayor cantidad de asociaciones exitosas a escala nacional. La Prefectura los ha ayudado a mejorar sus instalaciones y procesos. Uno sería el nuevo sistema de fumigación que, según las proyecciones económicas, significarían hasta un 40% de ahorro en la operación de una fumigación, dijo.

De la hacienda Agrícola El Cisne, ubicada en Machala, de 76 hectáreas, salen 3 000 cajas de banano de 43 lb cada semana para exportación, y da empleo a 25 personas.

Su propietario, Xavier Sanmartín, contó que la hacienda funciona desde hace 40 años y él pertenece a una tercera generación de bananeros. Su abuelo fue uno de los primeros productores en El Oro.

Recuerda que en los años 60 mandaban la fruta en racimo a EE.UU., décadas después entró el cartón para los envíos. La forma del empaque y la tecnología se han ido modificando.

Contó que antes se colocaba pintura en la corona (cabeza) de un racimo para evitar que se pudriera, pero eso fue reemplazado por fungicidas.

A pocos kilómetros, en el cantón El Guabo, funciona la hacienda Lojas. Su propietario, Washington Torres, dijo que forman parte de Asoguabo. Trabajan siete personas y cada semana procesan 120 cajas, en 2,5 hectáreas.

“La ventaja de los pequeños agricultores es que el estar asociados tiene beneficios, como el pago del precio de sustentación de la caja: de USD 6,26”.

Para Segundo Solano, presidente de la Asociación de Bananeros Orenses, la producción bananera fortalece la ­economía provincial. Pero cree que aún faltan aspectos por resolver, como el cumplimiento entre productores, exportadores y Estado, para respetar el pago oficial del precio de sustentación.
También indicó que se deben “volver los ojos al agro” para aumentar la productividad.

Ecuador se consolida como el principal exportador de banano a escala mundial y acapara el 30% de la oferta internacional. El año pasado exportó 319 millones de cajas de banano. Durante el primer semestre del 2017, los envíos crecieron un 2,68% en relación con similar período del 2016.

Aunque las exportaciones van en aumento, el país está reorientando sus mercados. Esto porque, hasta el año pasado, la Unión Europea (UE), Rusia y Estados Unidos (EE.UU.) representaron el 70% de los mercados receptores.

En el primer semestre del 2017, ese mismo porcentaje lo acapara UE y Rusia junto a Oriente Medio, región que desplazó a un cuarto lugar a EE.UU. La UE, con 508 millones de habitantes, se consolida como la zona más atractiva. A ese sitio llegó -entre enero y junio- el 34,7% de las 169 millones de cajas de 43 libras exportadas. Ese porcentaje es superior al 31,9% que se registró en similar período del año pasado.

Eduardo Ledesma, presidente de la AEBE, refirió que ese crecimiento “es fruto” del acuerdo comercial vigente desde el pasado 1 de enero.

El dirigente considera que hasta el 2018 las exportaciones a ese bloque podrían significar hasta el 40% del pastel, ya que se busca ampliar mercados tradicionales, como Alemania, Italia o España. Además, abrir nuevos destinos como Bélgica, en los que “lamentablemente no hay banano ecuatoriano”.

Proecuador proyecta que hasta finales del 2017 se evidencie un crecimiento en ventas a la UE en 15%, en comparación con el 2016. Los envíos serían de USD 950 a 980 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)