11 de junio de 2014 16:06

El ELN también perpetró ataques contra ecuatorianos

Miembros de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional. Foto. AFP

Miembros de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional. Foto. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Seguridad y Justicia

La tarde de este martes 10 de junio del 2014, el presidente Rafael Correa anunció que meses atrás en Imbabura se concretaron reuniones entre el Gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Este grupo armado también ha tenido actividades relacionadas con Ecuador.

Por ejemplo, en el 2001 se conoció que los subversivos del ELN ampliaron su campo de acción en la frontera colombo-ecuatoriana. En ese entonces, informes de Inteligencia Militar del Ejército indicaban que los guerrilleros cruzan permanentemente a poblaciones de Carchi y Esmeraldas, que se han convertido en su zona de retaguardia.

En esos días unos 15 hombres vestidos de civil, pero armados con fusiles de grueso calibre, entraron a una hacienda y secuestraron a un ecuatoriano. "Ingresaron sin ningún inconveniente y secuestraron al hacendado. Por los indicios y modo de operar creemos que son miembros del ELN", dijo un miembro de Inteligencia Militar, quien descartó que el plagio haya ocurrido en la carretera.

Posteriormente, el grupo, que también se llevó de la hacienda un vehículo Trooper, se movilizó por un camino secundario aledaño al río Carchi y cruzó a Colombia, al departamento de Nariño.

A los pocos minutos un hermano del hacendado denunció lo ocurrido al Ejército que se trasladó a la zona y montó un operativo emergente para detectar al grupo subversivo. En el operativo participaron patrullas del Batallón 39 y la Brigada Pichincha No 13.

En el 2008 también se supo que el presunto comandante del ELN se escondía en Ecuador. Los investigadores verificaron que entró al Ecuador en enero de ese año y que desde ese mes había participado en varios foros sociales, como el II Congreso de la Coordinadora Bolivariana.

El sospechoso vivía en una casa de dos pisos en las afueras de Quito. Los policías montaron guardia en ese inmueble durante varios días. Además, lo siguieron y fotografiaron, para saber con quién se reunía, según el reporte investigativo.

Su seguimiento tuvo un giro el pasado 6 de mayo. Según sus custodios, el hombre salió de la casa con maletas de viaje. “Tenía previsto dejar el país y viajar a Perú. Planificó ir por tierra hasta Huaquillas y cruzar la frontera”.

Convencidos de que perderían su pista, decidieron detenerlo, con base en la disposición de Interpol y con una orden de captura emitida por el juez quinto de lo Penal de Pichincha, Luis Fuentes.

El arresto se cumplió en plena terminal terrestre. En el operativo, además, fueron detenidos los ecuatorianos Diana C., Carlos A., Juan J. y Germán C. Sin embargo, ellos fueron liberados luego de que rindieron sus versiones.

En septiembre del 2012 se habló otra vez del ELN en territorio ecuatoriano. Ocurrió luego de la liberación del ecuatoriano Orlando Ibarra, quien había sido secuestrado por esa guerrilla.

Eso ocurrió a las 23:30 del 10 de enero del 2008. La columna de la que agentes tenían pistas era la denominada ‘Mártires de Barbacoa’.

A continuación presentamos otros secuestros de ecuatorianos perpetrados por el ELN.

El 4 de octubre de 1998, Bernardo V. fue secuestrado en Tulcán. Según la Policía, los subversivos exigieron por la liberación USD 2 millones. El 4 de julio del 2000, Rosalino V. fue plagiado en Ibarra (Imbabura).

El 15 de junio del 2001, a Juan V. y Edwin V. los capturaron en Tulcán. La guerrilla pidió por su rescate USD 1,5 millones. El 26 de febrero del 2002, el ELN se llevó a Amador T. en Ibarra y pidieron USD 6 millones.

El 10 de enero del 2008, Patricio y Nicolás M. fueron secuestrados en Colombia mientras se movilizaban en un tráiler. Los uniformados de la Unase informaron que los subversivos querían USD 500 000 de pago.

El 7 de abril del 2008, un grupo de desconocidos plagió a Kléver L. mientras se movilizaba junto a su chofer en un automóvil, en Cuenca. Por el rescate, los insurgentes exigieron USD 1 millón a la familia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)