4 de junio del 2016 00:00 

La propuesta de Unidad definirá a la derecha

El 8 de junio, la precandidatura de Guillermo Lasso recibirá el apoyo de nuevas figuras. El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, integra la Unidad de Progreso y Libertad. Fotos: Archivo EL COMERCIO

El 8 de junio, la precandidatura de Guillermo Lasso recibirá el apoyo de nuevas figuras. El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, integra la Unidad de Progreso y Libertad. Fotos: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 65
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 108
Mónica Mendoza
Macroeditora (I)

El panorama preelectoral de la centro-derecha ecuatoriana depende, en gran parte, de lo que decida la llamada Unidad de Progreso y Libertad. Bajo ese paraguas están los líderes de partidos políticos, movimientos y gobiernos locales donde se ubica el grueso del electorado nacional.

Antes o después de 15 o 20 días, la Unidad presentará el contenido más detallado de una propuesta conceptual, que se basa en tres pilares: democracia, libertad y desarrollo.

Además, deben concretarse los mecanismos para unas alianzas provinciales con miras a una sola plataforma legislativa. Pero la expectativa se centra en la posibilidad de que la Unidad proponga un candidato único para las elecciones presidenciales del 2017.

Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil y líder del Partido Social Cristiano (PSC), sostiene que se discute la posibilidad de un candidato único, que “ojalá se concrete”, pero eso dependerá de la madurez y del civismo. Y no solo de los que integran la Unidad, sino de todos los que no están “en el otro modelo”, en referencia al oficialismo.

Nebot dice que su nombre no está en discusión para una candidatura, pues será Alcalde de Guayaquil hasta el 2019 y puede servir al país desde ahí.

Según él, para llegar al candidato único, la Unidad trabaja primero en los conceptos y los mecanismos para concretar las alianzas y convenios.

¿Es un plan de gobierno? Nebot respondió que se han hecho muchos planes de gobierno, que a veces no se han cumplido, y lo que “el país quiere es un derrotero, y ese derrotero significa más democracia, libertad y un modelo de desarrollo que genere bienestar y empleo para la gente”.

Esas son las metas fundamentales de la Unidad, donde además de Nebot están Mauricio Rodas, líder de SUMA y alcalde de Quito, y Paúl Carrasco, prefecto de Azuay y presidente del movimiento Podemos.

También Ramiro González, dirigente del partido Avanza, los prefectos de Pastaza, Antonio Kubes, y de Morona Santiago, Marcelo Chumpi, entre otros dirigentes.

Nebot sostiene que entre los integrantes se mantienen discrepancias en muchas cosas, pero no son fundamentales para el desarrollo del Ecuador.

Luego de la última reunión del grupo, el lunes pasado, Carrasco coincide en que la Unidad está abierta al diálogo con todos los sectores y los “sectarismos” deben quedar de lado.

En otra vereda de la derecha está el precandidato presidencial del movimiento Creo, Guillermo Lasso, quien continúa en su carrera preelectoral. El 8 de junio sumará más figuras que respaldan su propuesta. Este acto estaba previsto para el 26 de abril, pero se suspendió por el terremoto.

Lasso postulará por segunda vez a la Presidencia, ahora con el respaldo de un movimiento más consolidado, a diferencia del 2013, cuando fue en alianza con el PSC en provincias como Guayas y El Oro, un capítulo que ya no quiere repetir. Más bien ha sumado figuras políticas a su propuesta, como Betty Amores, Fernando Villavicencio, Juana Vallejo y otros.

Lasso dice que el 84% de los ecuatorianos quiere un cambio y que en el 2017 es la oportunidad. Presenta su propuesta política como “de centro”. “Creo que, particularmente, los ecuatorianos podrán comparar entre la propuesta del continuismo y el anhelado cambio de modelo”, dice.

Para el sociólogo Willington Paredes, en los casi 10 años del ‘correísmo’ hay “una derecha distinta”, que corrió hacia el centro y a la izquierda.

“La derecha tiende a tirar puentes, como la Unidad con Nebot, Rodas, Carrasco. Es una convergencia de reconstrucción del país”.

Según Paredes, es el momento de un candidato único y dice que no le extrañaría que en unos meses más Enrique Ayala Mora, quien aceptó participar en las primarias de las izquierdas en el Acuerdo Nacional por el Cambio, se siente a dialogar con Nebot, Carrasco o Rodas, en un proyecto nacional.

Además, cree que Lasso permanece en una postura de “derecha dura”, que no logra entender que el momento político del Ecuador requiere de un candidato de unidad.

Otra precandidatura oficializada es la de Abdalá ‘Dalo’ Bucaram, por Fuerza Ecuador (FE). El partido realizará una convención nacional el 10 de agosto, en Guayaquil, para escoger su binomio y otras candidaturas nacionales.

Hasta ahora es incierta una candidatura del expresidenciable Álvaro Noboa, ya que su nuevo partido, Adelante Ecuatoriano, aún está en proceso de aprobación en el Consejo Nacional Electoral. Hasta el 24 de mayo presentaron 437 094 afiliaciones, según el directivo Wilson Sánchez.

En contexto

El calendario electoral para los comicios del 2017 está en marcha. El 18 de agosto termina el plazo para inscripción de organizaciones políticas. El 18 de octubre se convocará a elecciones. El 3 de enero del 2017 comenzará la campaña electoral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (33)