6 de septiembre del 2016 00:00

Nombres para asambleístas dividen a la Unidad

Paúl Carrasco, precandidatopresidencial por Juntos Podemos. Cynthia Viteri, precandidata presidencial por el PSC. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Paúl Carrasco, precandidatopresidencial por Juntos Podemos. Cynthia Viteri, precandidata presidencial por el PSC. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 35
Triste 3
Indiferente 12
Sorprendido 3
Contento 23
Redacción Política
(I) 
politica@elcomercio.com

La fiscalización al Gobierno correísta es el punto que marca distancia entre Concertación, de César Montúfar, y el resto de la Unidad, en la configuración de la lista de los 15 asambleístas nacionales para los comicios del 2017.

En la última reunión de la Unidad, en Guayaquil, según Montúfar y Ramiro González, líder de Avanza, se planteó que este último encabezara la lista nacional de postulantes al Legislativo. Montúfar cree que eso sería un error, por el pasado de González como funcionario del Gobierno saliente.

Sin embargo, según Henry Cucalón, líder del movimiento
Madera de Guerrero, en la reu­nión de la semana pasada se trataron puntos conceptuales y aún no es momento de hablar de nombres. Añade que dentro de un partido puede haber posiciones antagónicas y debate por aspiraciones electorales, mucho más una alianza entre partidos y movimientos de distintas regiones e ideologías.

Según el analista político Luis Verdesoto, se debieron tomar las providencias para procesar las diferencias y lealtades de forma adecuada. Lo que está ocurriendo en la Unidad “quiere decir que existe un acuerdo que se ha roto o que sus expectativas no fueron cubiertas. Pero esas cosas deberían procesarse casa adentro (...). No hay que desprestigiar a la política”, señala.

Agrega que Montúfar ya sabía que González era parte de la Unidad y que era posible que él tuviera aspiraciones de ser el primer candidato en la lista de la Unidad para la Asamblea.

Para Montúfar, la posición de su movimiento no es “personal, sino que la agenda del Legislativo debe centrarse en fiscalizar al correísmo y lo que ha pasado en los últimos 10 años. Con González no se garantiza esa acción, por un tema político y de imagen pública”.

Por eso, en el séptimo ítem de la última declaración pública de la Unidad se dejó expreso que Concertación no ha definido una adhesión a la lista única de asambleístas nacionales, y se pronunciará luego.

Tras la reunión, Montúfar se comunicó con la directiva del movimiento y le dijo que “está claro que Avanza y Concertación vayan por separado”. El audio de ese anuncio se filtró y fue difundido en redes sociales.

Montúfar confirmó la veracidad de la grabación a este Diario y lamentó que se haya hecho pública. Pero aclaró que todo lo dicho es verdad.

Según González y Montúfar, a este último se le ofreció el tercer puesto en la conformación de la lista, lo cual no está en sus planes, ya que su idea es encabezar el cuadro de la Unidad, por decisión de su movimiento. Ahora están analizando formar su lista por separado y apoyar a la alianza solo en el binomio presidencial. Concertación apoyará a Cynthia Viteri, frente al otro precandidato: Paúl Carrasco.

González comenta que la unidad funciona por mayorías, como todo grupo democrático, y por tanto se respetará cualquier decisión. Añadió que Concertación tiene la potestad de presentar una lista aparte y que eso no generaría una ruptura de la Unidad.

Al respecto, Verdesoto señala que no es beneficioso en ningún caso para los movimientos lanzarse solos, puesto que los sistemas Webster y D’Hont, para asignación de escaños dificultan el camino a los partidos, sobre todo considerando que deben alcanzar una cuota del 4% de votación para seguir existiendo, como lo manda el Código de la Democracia.

“Construir un acuerdo nacional con políticas distintas, pero comunes, no es nada fácil. Entonces hay que tener la paciencia y madurez suficientes para que eso funcione y eso es lo que estamos haciendo nosotros”, mencionó González.

Sobre la fiscalización y las dudas de Montúfar, el expresidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social dice que esta se hace con hechos y él lo demostró en el debate que participó con el presidente Rafael Correa, el 28 de octubre pasado. “Fui el que más lo enfrentó”.

Además, recuerda que el único proceso de fiscalización en el actual Legislativo fue el iniciado por Bayron Pacheco, legislador de Avanza, en contra del ministro de Educación, Augusto Espinosa. Incluso dice que su gestión al frente del IESS ya fue evaluada con “280 auditorías” y no le han causado problemas legales.

Según González y Montúfar, en la reunión de la Unidad solo se definió la postulación de Avanza al frente de la lista nacional. Pero todavía no se ha decidido el resto de candidatos para este cuadro, ni tampoco para asambleístas provinciales, por los ecuatorianos en el extranjero y parlamentarios andinos. No se precisó tampoco cuántos puestos tendrá cada organización.

Para la designación de los candidatos provinciales se dividió a las circunscripciones en dos tipos. El primer grupo son las provincias en las que hay una hegemonía política: por ejemplo en Guayas con el PSC y en Azuay con Juntos Podemos, de Carrasco. Ahí se construirán las listas en torno a estas figuras y en las otras provincias se formarán postulaciones conjuntas.

La Unidad definió que en la papeleta presidencial su binomio se presentará con la alianza 6, 8 y 51 (PSC, Avanza y Concertación). Y para la Asamblea y el Parlamento Andino se esperará el anuncio final del movimiento de Montúfar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (15)