23 de septiembre de 2017 15:46

Elecciones en Alemania: Angela Merkel y Martin Schulz cierran campaña apelando a indecisos

Este domingo, 24 de septiembre del 2017, llega la hora de la verdad en las elecciones de Alemania en unos comicios marcados por el ascenso del partido ultraderechista AfD. En la foto, Martin Schulz, líder del partido socialdemócrata y candidato a cancille

Este domingo, 24 de septiembre del 2017, llega la hora de la verdad en las elecciones de Alemania en unos comicios marcados por el ascenso del partido ultraderechista AfD. En la foto, Martin Schulz, líder del partido socialdemócrata y candidato a canciller en una reunión electoral y la canciller alemana Angela Merkel durante un curso de reanimación y concurso organizado por la universidad médica de Greifswald este 23 de septiembre de 2017. Fotos: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA
Berlín, Alemania

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ni grandes fastos, ni mítines multitudinarios. La canciller Angela Merkel, candidata a encadenar un cuarto mandato consecutivo con la Unión Cristiano Demócrata (CDU), y su principal rival, el socialdemócrata Martin Schulz, cerraron este sábado (23 de septiembre del 2017) la campaña en sus respectivos distritos electorales con dos actos de bajo perfil.

Arropados por curiosos y vecinos de sus patrias chicas, los dos aspirantes apuraron las últimas horas para convencer a los votantes indecisos en un país en el que no rige la jornada de reflexión.

"Lo que realmente quería era hablar con la gente", dijo Merkel a los periodistas que se arremolinaban a su alrededor mientras trataba de hacerse paso hacia el escenario colocado en la plaza central de Greifswald, ciudad de 50 000 habitantes situada a orillas del Báltico y que pertenece a la circunscripción por la que política conservadora concurre como cabeza de cartel.

En "casa", en vez de silbidos y abucheos ensordecedores como los que tuvo que sufrir este viernes en Múnich, la mandataria se enfrenta a objetivos de teléfonos móviles ávidos de inmortalizar el momento.

Entre selfie y selfie, Merkel parece moverse como pez en el agua. Sonríe, saluda y agradece los buenos deseos para finalmente, equipada con un chaleco rojo y un maniquí de plástico, tomar el micrófono y recalcar cuán importante es saber prestar primeros auxilios.

La imagen, bien podría ser interpretada como una alegoría de la situación que vive el Partido Socialdemócrata (SPD), que podría necesitar reanimación a partir de este domingo si se confirman los temores que apuntan a que registrará su peor resultado histórico.

El líder del SPD, Martin Schulz, no obstante, se resiste a dar la batalla por perdida y en un acto electoral celebrado en Aquisgrán, ciudad del oeste de Alemania cercana a su localidad natal de Würselen, pidió el voto para propiciar un cambio de Gobierno que despoje de la corona a Merkel tras tres legislaturas consecutivas en el poder.

"Vamos a luchar hasta el último minuto. Creo, y ustedes también lo están viendo, que nos jugamos mucho", insistió Schulz. "Se trata de evitar un Gobierno que no apuesta por lo social y también el éxito de Alternativa para Alemania (AfD). Se cierne la amenaza de que por primera vez desde 1945 tomen la palabra en el Bundestag los sepultureros de la democracia", agregó.

Tras más de un mes de campaña electoral alemana, este domingo llega la hora de la verdad en unos comicios marcados por el ascenso del partido ultraderechista AfD, que amenaza con convertirse en la tercera fuerza política del país. A la vista de los sondeos de opinión casi se da por seguro que la líder de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) reeditará su cargo como jefa de Gobierno de la mayor economía de Europa.

La única incógnita parece ser con quién se aliará los próximos cuatros años en un Parlamento en el que por primera vez desde 1961 se sentaría un partido ultraderechista. Con una intención de voto de entre el 34 y el 36%, los últimos sondeos publicados sitúan a la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Merkel y su partido hermanado de Baviera, la Unión Cristianosocial (CSU) como la formación favorita de cara a los comicios legislativos.

En segunda posición se situará, a tenor de las encuestas, el SPD de Schulz, con un respaldo de entre el 21 y el 22 por ciento, que podría firmar su peor resultado hasta la fecha, confirmando así la ley no escrita de que una alianza con Merkel pasa factura a la socialdemocracia como ya sucedió tras la primera gran coalición con Merkel (2005-2009).

La tercera plaza iría a parar a los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD), a quienes los pronósticos adjudican entre un 11 y un 13% de votos. Por lo demás, los postcomunistas de La Izquierda conseguirán según las previsiones entre un 9,5 y un 11% del respaldo electoral, los liberales de FDP entre un 9 y un 9,5% y Los Verdes entre un 7 y un 8%.

La incógnita se desvelará este domingo a partir de las 18:00 horas (11:00 hora de Ecuador o 16:00 GMT), momento en que cierren los colegios electorales en Alemania. Inmediatamente después se conocerán los primeros sondeos a boca de urna.

El resultado oficial se sabrá bien entrada la noche. A partir de entonces comenzarán negociaciones para formar una coalición de gobierno, que dependiendo de lo ajustado del resultado podrían extenderse durante semanas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)