28 de septiembre de 2016 11:57

EE.UU. enviará unos 600 soldados de refuerzo a Iraq

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Estados Unidos enviará “cerca de 600” soldados adicionales a Iraq en vista de la ofensiva para recuperar Mosul, el último gran bastión del grupo Estado Islámico en el país, anunciaron altas fuentes de Washington este miércoles 28 de septiembre del 2016.

La cifra exacta debe ser anunciada por la administración estadounidense durante la jornada. El primer ministro iraquí Haider al-Abadi solicitó esos refuerzos y el gobierno del presidente Barack Obama ya indicó que está dispuesto a enviar más soldados. Las tropas estadounidenses presentes en Iraq están por el momento limitadas a un papel de consejeros y de asistencia.

“En consultas con el gobierno de Iraq, Estados Unidos está listo para proporcionar personal militar adicional para entrenar y asesorar a los iraquíes en la planificación a medida que se intensifica la campaña de Mosul”, había informado más temprano en la jornada un funcionario estadounidense que pidió el anonimato.

Actualmente hay 4 600 militares estadounidenses en Iraq.

Poco antes, los servicios de Al-Abadi indicaron que habían pedido “un último aumento” del número de asesores militares estadounidenses para apoyar a las fuerzas iraquíes en su “inminente” batalla para liberar Mosul.

El EI ocupó esa ciudad y otras zonas del norte y el oeste del país en una fulgurante ofensiva en 2014 e hizo de Mosul su plaza fuerte.

Los militares iraquíes, que en los últimos dos años recuperaron varias localidades que estaban en manos yihadistas, se preparan ahora para la gran batalla de Mosul.

La ONU ha advertido que una operación militar contra esa ciudad podría provocar el desplazamiento de hasta un millón de personas.

Durante una reunión la semana pasada en Nueva York con el primer ministro iraquí, Obama estimó que esa ofensiva podía lanzarse “muy pronto”. “Será una dura batalla, Mosul es un gran ciudad”, advirtió. El objetivo, explicó, no es solamente expulsar al grupo EI de la ciudad, sino también preparar lo que viene después: “debemos estar preparados para suministrar ayuda humanitaria y reconstruir la ciudad”.

Además del despliegue de consejeros militares, Estados Unidos aporta un apoyo aéreo crucial a las fuerzas gubernamentales iraquíes en sus operaciones antiyihadistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)