17 de mayo de 2018 22:48

EEUU, México y Canadá algo más optimistas por el futuro del TLCAN

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau habla hoy, jueves 17 de mayo de 2018, durante una conferencia de prensa en Nueva York (Estados Unidos). Foto: EFE

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau habla hoy, jueves 17 de mayo de 2018, durante una conferencia de prensa en Nueva York (Estados Unidos). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Canadá, Estados Unidos y México, bajo presión para pactar lo antes posible la actualización del tratado de libre comercio TLCAN, reavivaron el jueves 17 de mayo del 2018  su optimismo en alcanzar rápidamente un acuerdo.

“Para ser honesto, hay un acuerdo sobre la mesa”, dijo en una conferencia en el Club Económico de Nueva York el primer ministro de Canadá Justin Trudeau cuando los negociadores están apurados por plazos electorales, especialmente en Estados Unidos.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos Paul Ryan quería tener este mismo jueves un texto para ponerlo a consideración del Congreso antes de las elecciones legislativas de noviembre, en las que los republicanos arriesgan su mayoría.

Pero tanto México como Canadá pasaron por alto esa suerte de ultimátum y las negociaciones proseguirán. Ryan, de su lado, dijo que de todas maneras aún queda un “ajustado espacio” para que el actual Congreso lo discuta.

México, que el 1 de julio celebra elecciones presidenciales, desdeñó presiones por cuestiones electorales, dijo que no hay una “fecha fatal” y que quiere un acuerdo “lo antes posible”.

“No descartaría la posibilidad de tenerlo en cualquier momento a partir de la última semana de mayo y hasta cuando sea necesario (...). Yo esperaría que fuera lo más pronto posible”, dijo Ildefonso Guajardo, ministro de Economía y jefe negociador de México.

“Estuvimos un mes sentados buscando la flexibilización (...) para llegar a un acuerdo, no se dio la semana pasada, pero la estaremos buscando”, añadió en una entrevista televisada.

Autos, Canadá y México 

Trudeau describió al acuerdo sobre automóviles y sus componentes como el último escollo para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) , firmado hace 24 años. Washington quiere aumentar la cantidad de piezas estadounidenses en los vehículos para eximirlos de impuestos de importación.

Canadá y México han rechazado también una proposición estadounidense para que el TLCAN se suspenda cada cinco años para volver a ser actualizado.

“México ha puesto sobre la mesa proposiciones que realmente avanzan un largo trecho el camino para reducir el déficit comercial que Estados Unidos tiene con México y que, de hecho, llevan de vuelta muchos puestos de trabajo del sector automotor desde México a Estados Unidos”, dijo Trudeau.

Los comentarios del líder canadiense no fueron del agrado de Guajardo quien tras el discurso de Trudeau escribió en Twitter: “un TLCAN renegociado que implique pérdida de empleos existentes en México es inaceptable”.

“México ha trabajado de manera constructiva en las negociaciones del TLCAN. Nuestras propuestas pretenden rebalancear el comercio trilateral al crear nuevas oportunidades de negocios y empleo”, añadió.

Los tres socios del TLCAN admiten que el tratado precisa ser modernizado, especialmente para incluir temas ambientales y tecnológicos que no fueron contemplados o directamente no existían un cuarto de siglo atrás cuando fue concebido.

Pero para Trump, lo fundamental es lograr corregir desequilibrios que quitan empleos estadounidenses, especialmente con la deslocalización de fábricas a México en donde la mano de obra es más barata.

Una y otra vez, Trump ha dicho que para Estados Unidos el TLCAN es “horrible” y que se irá del acuerdo si no contemplan sus demandas.

Empero en Estados Unidos se alzan voces del mundo de los negocios, especialmente en el sector agrícola, en defensa del TLCAN.

“Estamos en las últimas discusiones” , insistió Trudeau en Nueva York. “Las últimas tratativas de todo acuerdo son extremadamente importantes” y las más difíciles, añadió.

Insistió en su cuestionamiento a la llamada “clausula crepuscular” que quiere imponer Estados Unidos y por la cual el tratado se detendría automáticamente cada cinco años para ser actualizado.

Las empresas, dijo Trudeau, son reticentes a hacer inversiones de corto plazo y hacen planes de inversión con una perspectiva de 15, 20 y hasta 25 años.

“De manera que realmente no creemos que un acuerdo con una cláusula crepuscular sea un buen acuerdo en absoluto”, afirmó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)