4 de diciembre de 2015 16:09

Medios de comunicación ingresan a la casa de los sospechosos del tiroteo de San Bernardino

Casa toriteo

Entre los artículos que aparecieron en la casa de los sospechososo del tiroteo en San Bernardino se encontraba una copia del Corán y una hoja con la lista de objetos confiscados por las autoridades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Decenas de medios de comunicación e incluso curiosos de la zona pudieron acceder hoy, 4 de diciembre, al domicilio de los sospechosos del tiroteo de San Bernardino (California, EE.UU.), que este miércoles dejó al menos 14 muertos y 21 heridos, en una escena inusual criticada por los analistas.

Los periodistas, camarógrafos y fotógrafos accedieron a la vivienda de Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, situada en la localidad de Redlands, cerca de San Bernardino, tras obtener el visto bueno del propietario, que previamente aseguró que la Policía le había devuelto el control total del apartamento.

La caótica escena fue recogida por la señal en directo de varias cadenas de televisión. Los periodistas, que no dudaron en adentrarse en los armarios y en tocar e inspeccionar cada rincón del hogar, también documentaron la entrada en la vivienda a través de las redes sociales, centrándose en objetos como la cuna del bebé de la pareja o sus documentos de identificación personales.

Entre los artículos que aparecieron en la casa se encontraba una copia del Corán y una hoja con la lista de objetos confiscados por las autoridades, entre los que se citan unas luces navideñas, un teléfono celular iPhone, varias cajas y bolsas con munición, cartas, un pasaporte y accesorios para armas.

Varios analistas consultados por la cadena CNN admitieron estar "sorprendidos" por el hecho de que a los medios de comunicación se les haya permitido irrumpir en la vivienda y se haya "contaminado" la escena. "Me da escalofríos lo que estoy viendo", indicó Harry Houck, analista en materia de seguridad.

"El apartamento está lleno de indicios, documentos, huellas dactilares (...). Ese lugar debería estar aún cerrado. Estoy muy sorprendido. Se está destruyendo la escena por completo", añadió Houck.

En su rueda de prensa diaria, Josh Earnest, portavoz del presidente estadounidense, Barack Obama, indicó al respecto que "habrá que preguntar al FBI y las autoridades locales si los medios tenían acceso".

Tras el revuelo causado, un portavoz del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en Los Ángeles consultado por la cadena CBS dijo que la investigación en la vivienda se había completado el jueves.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)