28 de septiembre de 2016 21:51

EE.UU. cree que tener embajador en Cuba le ayudará a promover DD.HH.

El embajador en funciones de EEUU en Cuba, Jeffrey DeLaurentis, durante una entrevista  en La Habana (Cuba). Foto: EFE

El embajador en funciones de EEUU en Cuba, Jeffrey DeLaurentis, durante una entrevista en La Habana (Cuba). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El Gobierno estadounidense instó el miércoles 28 de septiembre del 2016 al Congreso a confirmar a Jeffrey DeLaurentis, nominado por el presidente Barack Obama como embajador en Cuba, al considerar que eso mejoraría los esfuerzos para promover los derechos humanos en la isla.

"La voz de un embajador proporcionará una plataforma de alto perfil en La Habana para que la Administración (de EE.UU.) siga promocionando el respeto a los derechos humanos, tanto mediante el contacto con el Gobierno cubano como con la comunidad de derechos humanos allí", dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner.

"Y eso es algo que creemos que le interesa al Congreso, y que también le interesa al pueblo estadounidense", añadió Toner en una conferencia de prensa en Washington.

Obama anunció este martes el nombramiento como embajador de DeLaurentis, quien ha sido encargado de negocios en La Habana desde que se reanudaron las relaciones diplomáticas en julio de 2015 y anteriormente fue jefe de la sección de intereses de EE.UU. en Cuba.

Hasta ahora, Estados Unidos había argumentado que podía defender sus intereses en Cuba sin tener un embajador formal, una reticencia que probablemente tenía que ver con los bloqueos y retrasos en el Senado para confirmar a algunos nominados de Obama, como la embajadora en México, Roberta Jacobson, que tuvo que esperar casi un año.

La oposición de algunos senadores a la apertura a Cuba también pudo ser un factor en ese retraso, y uno de ellos, el legislador de origen cubano Marco Rubio, podría bloquear la nominación tal y como hizo con la de Jacobson.

Rubio dijo en un comunicado este martes que la nominación "no debe ir a ninguna parte hasta que el régimen de Castro haga un progreso significativo e irreversible en las áreas de derechos humanos y la libertad política para el pueblo cubano".

Preguntado al respecto, Toner señaló que, desde que se normalizaron las relaciones diplomáticas con Cuba, "muchos de los que se oponían o dudaban de esa política han reconocido ahora algunos de los resultados tangibles en cuanto a los lazos entre los dos pueblos".

"Al confirmar a un embajador a Cuba, creemos que el Senado indicaría su apoyo a la profundización de las relaciones con Cuba y las comunidades cubanas", subrayó el portavoz.

En general, Estados Unidos cree que será "mejor para sus intereses" tener "un embajador confirmado por el Senado", y recordó que "la persona que está bajo consideración es un diplomático muy experimentado".

Si el Senado lo confirma, eso "fortalecerá la capacidad (de EE.UU.) de impulsar el proceso de normalización y abogar por los intereses estadounidenses en cuanto a la aplicación de la ley, los derechos humanos, el combate al narcotráfico, la protección medioambiental y las muchas otras áreas en las que queremos trabajar más constructivamente con el Gobierno de Cuba", agregó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)