30 de junio de 2015 19:56

EE.UU. y Cuba anunciarán este miércoles reapertura de embajadas

El presidente cubano, Raúl Castro, exigió a Estados Unidos levantar el bloqueo contra Cuba. Foto: Roberto Sánchez/ AFP.

El presidente cubano Raúl Castro y el presidente estadounidense Barack Obama iniciaron en enero negociaciones para la apertura de embajadas en Washington y La Habana. Foto: Roberto Sánchez/ AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Estados Unidos y Cuba anunciarán este miércoles 1 de julio que han llegado a un acuerdo para reabrir embajadas en Washington y La Habana después de más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico, adelantaron hoy fuentes norteamericanas.

Las mismas fuentes, que pidieron el anonimato, señalaron que el presidente Barack Obama y el secretario de Estado, John Kerry, harán mañana una declaración al respecto. Kerry se encuentra en Viena negociando el acuerdo nuclear con Irán.

La Cancillería cubana, por su parte, informó que el ministro de Exteriores interino de la isla, Marcelino Medina, recibirá el miércoles por la mañana al director de la Sección de Intereses de Estados Unidos, Jeffrey De Laurentis, quien entregará una "misiva" del presidente Barack Obama.

El mensaje dirigido al mandatario Raúl Castro trata "sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas", señaló la Cancillería en su web, sin dar más detalles sobre la reunión.

El intercambio de embajadores podría tardar más en producirse, porque varios legisladores, como el senador y candidato a las primarias republicanas Marco Rubio, han anunciado ya que bloquearán el nombramiento de su embajador en La Habana.

Fuentes diplomáticas restaron importancia a esto, ya que hasta que el Congreso no confirme al embajador, el jefe de la Sección de Interés podría seguir en el puesto como responsable de la embajada. Tras el histórico acuerdo el pasado 17 de diciembre entre Obama y el presidente cubano Raúl Castro, Estados Unidos y Cuba iniciaron en enero negociaciones para la apertura de embajadas en Washington y La Habana. La cuarta ronda de negociaciones tuvo lugar el pasado 22 de mayo en Washington, en la que se lograron "avances", pero los equipos negociadores no lograron fijar una fecha para la apertura de las embajadas, ya que faltaban algunos puntos del acuerdo por resolver, según señalaron entonces.

El pasado 10 de junio, la Sección de Intereses de Cuba en Washington instaló a la entrada del edificio un mástil donde ondeará la bandera cubana cuando se abra la embajada, gesto que muchos interpretaron como que el acuerdo podría producirse pronto, como finalmente sucedió. Dos de los obstáculos más importantes para la apertura de embajadas - la salida de Cuba de la lista de estados patrocinadores de terrorismo y la apertura de una cuenta bancaria para la Sección de Intereses- ya se habían superado, por lo que el anuncio de un acuerdo para abrir las embajadas era cuestión de tiempo.

A falta de relaciones diplomáticas directas, Cuba y Estados Unidos mantienen actualmente sendas Secciones de Intereses que les permiten cumplir con servicios consulares y continuar las escasas relaciones bilaterales que mantenían hasta el acuerdo de diciembre, por ejemplo, en materia migratoria. Su personal tiene, sin embargo, serias restricciones de acción y desplazamiento por el territorio.

La Sección de Intereses de Cuba en Washington se encuentra situada en el número 2630 de la calle 16, en un elegante edificio a escasa distancia y en línea recta de la Casa Blanca. Y la Sección de Interés de Estados Unidos en Washington se encuentra en pleno Malecón. El edificio de la futura embajada de Cuba, "una de las residencias más imponentes y enigmáticas" de la calle 16 según los Archivos Históricos de Washington, fue construido en 1917.

La legación fue elevada a categoría de embajada en 1923. El edificio fue renovado en varias ocasiones, la última de ellas en 1958 cuando era embajador el arquitecto Nicolás Arroyo, que la redecoró y llenó de antigüedades "transformándola en una de las más residencias diplomáticas más bonitas de la capital", según señalaba entonces la revista "The Diplomat".

Tras el triunfo de la revolución castrista, Estados Unidos y Cuba rompieron relaciones diplomáticas en 1961. En 1977 Cuba recuperó el edificio como Sección de Intereses, bajo protección de Suiza, mientras que Estados Unidos abrió la suya en el Malecón en La Habana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)