14 de March de 2010 00:00

EE.UU. y la UE exigen la paz a Israel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Jerusalén, Brasilia.
 Reuters, AFP y ANSA

Unos 200 manifestantes palestinos se enfrentaron ayer al Ejército israelí en el retén militar de Kalendia, al norte de Jerusalén, en la Cisjordania ocupada.

Los manifestantes denunciaban la continuación de la colonización israelí en Cisjordania y en particular en Jerusalén Este, anexionada luego de que la semana pasada se anunció la autorización de la construcción de 1 600 viviendas en un barrio de colonos ultraortodoxos.

Los manifestantes fueron dispersados por gases lacrimógenos cuando lanzaron piedras y una botella incendiaria contra los militares. Seis manifestantes, cuatro mujeres y dos jóvenes, resultaron levemente heridos en la manifestación, en su mayor parte afectados por los disparos de granadas lacrimógenas.

Un portavoz militar dijo que hubo cuatro detenciones y añadió que los manifestantes “habían tratado de forzar el retén que fue cerrado durante cuatro horas después de los incidentes”.

Estos enfrentamientos ocurrieron en el marco de la decisión del ejército israelí que impuso un bloqueo total de Cisjordania por 48 horas, hasta ayer a medianoche.

Para Clinton fue un insulto

Entre tanto, la sólida relación de Israel con Estados Unidos también estaba bajo una grave tensión ayer. Los diplomáticos intentaban por todos los medios salvaguardar las renovadas negociaciones de paz, moderadas por el Gobierno estadounidense, con los palestinos.

Un alto funcionario estadounidense pronosticó “un período tenso en los próximos días a las próximas semanas”, mientras los palestinos demandaban que se revirtiera un plan de asentamientos israelíes y la coalición del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, reaccionaba a críticas, inusualmente tajantes, desde Washington.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo que el comportamiento de Israel era “insultante” después de que aprobara la construcción de las nuevas viviendas la semana pasada en un asentamiento en el área de Jerusalén, exactamente el mismo día que el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, estaba allí para impulsar las negociaciones de paz.

Aunque Clinton aceptó que Netanyahu fue tomado por sorpresa por la aprobación de la construcción de asentamientos que garantizó su ministro del Interior el martes, que es dirigido por el partido religioso pro asentamientos Shas, la Secretaria de Estado dijo que el Primer Ministro israelí de todas formas era responsable por el tema.

El portavoz de Clinton dijo que la Secretaria de Estado le dijo que era una “señal profundamente negativa acerca del enfoque de Israel a la relación bilateral (...) y que había minado la confianza y la fe en el proceso de paz”.

No hubo reacción de funcionarios israelíes durante el sabbath judío. Sin embargo, se conoció que en Washington, la Liga Antidifamación, un grupo de cabildeo de los intereses israelíes, dijeron que las palabras de Clinton sobre el conflicto diplomático eran “una exageración”.

“Estamos impresionados y asombrados por el tono del Gobierno de EE.UU.  y la reprimenda pública a Israel”, dijo Abraham Foxman, de la Liga.
Europa pide a Israel que tome otra actitud

Por su parte, la Unión Europea pidió ayer a Israel que deje de entorpecer los esfuerzos para reanudar negociaciones de paz con los palestinos, en víspera de la primera visita a la región de su jefa de la diplomacia, la británica Catherine Ashton.

“Estoy preocupada por el hecho de que Israel haya anunciado esto en el preciso momento en que las conversaciones indirectas iban a iniciarse” entre israelíes y palestinos, dijo Ashton, en entrevista concedida a algunos periodistas, al margen de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE en Saariselkä, en el norte de Finlandia.

Ashton exhortó al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a “demostrar liderazgo” al permitir que progresen los esfuerzos de paz en la región.

 “Necesitamos un acuerdo negociado de paz, rápido, ahora”, dijo.
Lula intercederá

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva inicia hoy la primera visita de un presidente brasileño a Israel, durante la cual propondrá incluir a nuevos interlocutores en las conversaciones de paz sobre Medio Oriente.

“Siento que los (actuales) interlocutores (del proceso paz) están un poco desgastados en la negociación, y me pregunto si no es necesario encontrar otros interlocutores”, declaró Lula da Silva, antes de partir hacia Israel, donde arriba hoy en la noche, hora israelí.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)