14 de April de 2010 00:00

‘La educación no se entiende como un derecho’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción  Sociedad

¿La educación es tratada  como un derecho?

La mayoría de las constituciones de nuestros países no duda en decir que la educación es un derecho  fundamental y le atribuye fines nobilísimos. Pero en la práctica, cuando se traduce en políticas publicas, no es así. No se da  el presupuesto que requiere. Los estándares internacionales hablan de la necesidad de un 6 %  del Producto Interno Bruto y el promedio en la región llega con duras penas a un 5 %. 

¿Por qué no existe mayor interés en este tema?

El problema es que educación no se considera un derecho humano fundamental... Quienes están fuera de las oportunidades educativas,  son  las comunidades indígenas, las minorías sociales y étnicas,  las personas con discapacidades y  las  niñas y adolescentes. La educación se concibe  como un servicio y un privilegio, no un derecho.  



¿POR  QUÉ
ESTÁ  AQUÍ?
Su experiencia.   Es relator especial de la ONU  sobre el Derecho a la Educación, desde julio del 2004.  Llegó a Quito para participa en el II  Encuentro Andino sobre educación.   
Su punto de vista.     Dice que el  problema   de la educación
es que no se le     considera  un derecho humano, sino un privilegio.        

¿Qué sucede entonces con la educación gratuita? 

Uno de los principios fundamentales es que la educación debe ser gratuita,  obligatoria y laica. El Estado debe tener una oferta educativa de calidad en la cual  todas las personas tengan cabida.  
 
¿Y  los centros privados?

Los instrumentos del derecho internacional tutelan la libertad que tienen las personas para las  iniciativas privadas.  No se podría considerar a la educación privada como algo que atente a los derechos humanos. Lo inaceptable es que  estas sustituyan a las obligaciones de  los Estados.  

Una de las brechas entre  la educación privada y la pública es el acceso a la tecnología.  ¿Qué significa eso?

Demuestra  que el sector público no logra tener una inversión  que acerque a las personas a las tecnologías  modernas, como sí  lo hace  la educación privada porque cobra por ello.   No solo es un tema de recursos y financiamiento, es un tema de desarrollo de capacidades a través  de políticas públicas   que atiendan la diversidad social y cultural.

Entonces,  ¿qué importancia tiene la educación intercultural bilingüe? 

Es a  través del proceso intercultural y bilingüe que las poblaciones indígenas podrían resolver muchas de sus necesidades educativas. Pero también es una manera para que las poblaciones no indígenas se sensibilicen, conozcan y respeten  la cosmovisión, las lenguas y las culturas de estas comunidades que forman parte de un mismo país.
 
¿Se  requiere que la población  aprenda  las lenguas indígenas, por ejemplo?

No hay que aprender quichua para respetar a la cultura quichua. No es que una persona que está escolarizada necesariamente tiene que aprenderlo. Pero otra cosa es pensar que esa cultura sea de menor valor, invisibilizarla. El tema  también pasa por sensibilizar a la  población indígena acerca de la dignidad de los pueblos.
 
¿Cómo se  entiende al analfabetismo hoy en día?

La visión de  analfabetismo puede variar dependiendo de las circunstancias culturales.  La alfabetización no resuelve los problemas educativos. Es, de alguna manera, un premio de consolación. Las políticas públicas  no pueden acabar en el  analfabetismo, sino que  es una puerta de entrada que debe continuarse con una oferta educativa que abarque a todas las personas... 
  
 
 ¿Es posible aplicar un modelo educativo para todos?
Lo único que debe haber para todos son las oportunidades, pero tampoco puede haber un currículum a la carta. El Estado difícilmente podrá tener tal variedad (...)  para responder a las necesidades de todos los pueblos. La educación debe fortalecer los procesos de democratización para  que la educación responda a las   necesidades de las comunidades.   El Estado debe ser un animador,  pero también un garante.
 En Ecuador se evalúa a los profesores ¿Es una  opción  para mejorar la educación?
La evaluación es importante, pero no solo de los profesores, también de las autoridades políticas, de los estudiantes, de toda la comunidad educativa.   Muchas veces,  a los maestros se les exige una serie de funciones para la cual no se les ha preparado. Una evaluación desconectada de las oportunidades de capacitación, de ofrecerles salarios dignos, no tiene sentido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)