13 de April de 2010 00:00

El edil alterno figura poco en el Concejo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito
quito@elcomercio.com

Macarena Valarezo es la concejal que más días de licencia lleva  en los nueve meses de gestión del Concejo Metropolitano. El año pasado, en agosto solicitó 11 días de permiso y en septiembre, 15. En cambio, en marzo de este año pidió  4 días.
 
A pesar de los 30 días que se ha ausentado  Valarezo, las actuaciones en las sesiones de Concejo de  Nicolay Chávez, concejal alterno, no son notorias. Cuando Chávez asiste habla poco y no es protagonista como su edil titular.

Los concejales que no asisten a las sesiones de Concejo y de comisiones tienen justificativos. Una licencia de permiso y la segunda una delegación por encargo del alcalde Augusto Barrera.

La representación puede ser dentro o fuera del país. Según el registro de la Secretaría de Concejo Metropolitano, los 14 ediles alternos ya han pisado la sala de reuniones del Municipio. 14 de los 15 ediles  suplentes han participado en sesiones de comisión o de Concejo. Pero pocos son los rostros conocidos que aparecen  públicamente.

Patricia Andrade, secretaria de Concejo, explica que cuando un edil se va a ausentar debe seguir un procedimiento como ordena la Ley. Primero, el edil debe presentar una solicitud a la Comisión de Mesa, excusas y calificaciones del Concejo. Esta es integrada por Barrera; el vicealcalde, Jorge Albán y el concejal
Eddy Sánchez.  Ellos analizan las causas para aprobar una ausencia.

La solicitud y la resolución llegan a Secretaría. Esta oficina es la encargada de registrar el permiso correspondiente. “En la Comisión se analiza el motivo de la ausencia. Desde la Secretaría se notifica al concejal titular la licencia y al suplente se  hace la convocatoria a sesión”, dice  Andrade. 

Así fue el procedimiento en el caso del concejal Freddy Heredia. La ex concejal Ximena Ponce, el 1 de abril,  presentó su renuncia ante el Concejo y la Comisión  de Mesa para asumir como ministra de Inclusión Económica y Social.

Con 13 votos el Concejo  resolvió la dimisión de Ponce. Dentro de este mismo proceso, la semana pasada (jueves 8)  se cumplió  una sesión extraordinaria de Concejo y se posesionó a Heredia como concejal principal.
 
Cumplido el trámite, el Cabildo envió una comunicación a la Delegación electoral  de Pichincha  para que se informe quién debe asumir como concejal suplente de Heredia. Sin embargo, el tema todavía no está resuelto en espera de una respuesta del  Consejo Nacional Electoral.

Heredia participó por primera vez en una sesión de Concejo en noviembre del año pasado. Desde la semana anterior, el nuevo concejal y sus  tres asesores  ocupan la misma oficina de Ponce, en el tercer piso del Municipio.

Los concejales suplentes que participan en las sesiones ganan dietas por  reunión cuando se ha cumplido todo el trámite y ha sido principalizado.
Actualmente, por cada sesión de comisión cobran entre USD 150 y 200; y, por  sesión de Concejo USD 300.
 
Una sesión ordinaria de Concejo se realiza  cada 15 días, y las de comisión son programadas por cada grupo, dependiendo de los temas de trabajo, algunas comisiones  fijaron  una vez por semana, y otros, una vez cada 15 días. 

Según la Secretaría de Concejo, no se cancelan dietas por sesiones inaugurales o sesiones conmemorativas a ningún edil. 

Moisés Obando es el concejal alterno de María Sol Corral. Al abogado de 47 años se lo puede mirar con frecuencia caminando por los pasillos del Municipio o en la oficina de Corral.

También participa y habla en las sesiones de Concejo. Es reservado en temas polémicos pero sus  intervenciones son notorias. “Es importante que todos los  suplentes estemos enterados de lo que pasa en el Concejo”.

Diego Ordóñez  alterno de Fabricio Villamar detalla que durante la semana se reúne una o dos veces para conocer los temas importantes que se están tratando. Ellos conversan y se reúnen muy  seguido. .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)