6 de enero de 2016 00:00

La edificación de las dos plataformas avanza

En la avenida Amazonas y Villalengua, sector de Iñaquito, se levanta la Plataforma de Gestión Financiera; tendrá 130 413 m2 de construcción; estaría a fines de enero del 2017. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En la avenida Amazonas y Villalengua, sector de Iñaquito, se levanta la Plataforma de Gestión Financiera; tendrá 130 413 m2 de construcción; estaría a fines de enero del 2017. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 114
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 83
Evelyn Jácome
Redactora (I)
njacome@elcomercio.com

Volquetas, palas, grúas, elevadores, hierro y cientos de obreros evidencian la construcción de las dos plataformas gubernamentales que funcionarán en Quito. El último trimestre del 2015, a casi tres años del anuncio del proyecto, la obra arrancó.

El Servicio de Contratación de Obras (Secob) está a la cabeza del proyecto. En información enviada por esta dependencia, se dice que la Plataforma de Gestión Financiera, (Amazonas y Villalengua) registra un 11% de avance y la Plataforma de Gestión de Desarrollo Social, en Quitumbe, un 9%. Cerca de 1 800 personas trabajan en tres jornadas, siete días de la semana. Ellos levantan los cimientos de estas dos obras emblemáticas del Gobierno.

Según la información oficial, en una primera etapa, se realizaron estudios de factibilidad y se desarrollaron los trámites legales para poder intervenir en los terrenos. Se verificaron escrituras y los datos de los dominios.

Al momento, ambas construcciones ya inciden en sus entornos. Micaela Amores, quien tiene un local de venta de comida cerca a la Naciones Unidas, cuenta que se vio obligada a vender almuerzos en su local. Las ventas se duplicaron desde hace tres meses, asegura. Espera que cuando se habilite la plataforma, pueda ampliar su negocio y su economía mejore. Solo de renta cancela USD 690.

De igual forma, en el sur de Quito, hay expectativas positivas de lo que generará la obra, primero, y el funcionamiento de la plataforma propiamente dicha, después. Alexandra López, moradora, cree que en la parte comercial y urbana, este sector cambiará, principalmente por el movimiento que imprimirá la presencia de esas dependencias oficiales y los funcionarios públicos.

La Plataforma de Gestión Financiera se levanta sobre un terreno de 53 626,13 metros cuadrados, con 130 413 m2 de construcción. Su edificación arrancó el 9 de septiembre del año pasado y, según el Secob, tiene un plazo de 510 días calendario para ser ejecutada.

Está a cargo de la constructora China CAMC, con un plazo de entrega de 17 meses; estaría lista para fines en enero del 2017. Funcionarán varios ministerios y otras entidades económicas. Su costo es de USD 197 975 643,58.

La edificación estará conformada por ocho bloques de 13 pisos y subsuelos. Contará con un auditorio, patios de comidas, mediateca, un centro médico y un área de capacitación. Además tendrá áreas verdes y locales comerciales. Tiene un 8,67% de avance. Su estacionamiento albergará a 540 vehículos. Ahí laborarán 3 801 servidores públicos y se calcula que, inicialmente, tendrá un flujo diario de unos 15 000 usuarios.

Mientras, la Plataforma de Gestión de Desarrollo Social es de menor tamaño. Tendrá 74 035,11 m2 de construcción y contará con seis pisos altos, terraza, dos subsuelos, áreas exteriores y plazas. Su edificación se inició el 21 de septiembre del 2015 y tiene un plazo de entrega de 450 días calendario. Está a cargo del Consorcio Tecnovía, empresa que tiene 15 meses para su ejecución, lo que significa que debería estar lista, a más tardar, el 13 de diciembre próximo.

Allí funcionarán cinco ministerios, contará con un parqueadero con capacidad para 404 vehículos. Esta albergará a unos 3 002 servidores públicos, con una inversión de USD 98 750 705,61. Espe–Innovativa tiene la fiscalización de la obra.

Alejandro Mina, urbanista, asegura que ambos proyectos prometen no solo consolidar y agrupar entidades de servicio público y facilitar la realización de trámites para la ciudadanía, sino que cambiarán la dinámica de la ciudad.

El haber agrupado distintas entidades y servicios en función de sus especialidades y reunirlos en un mismo espacio, tendrá un impacto positivo, dice, en la movilidad, en la economía, en la plusvalía, en la parte urbanística y en la consolidación de centralidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (7)