23 de diciembre de 2014 11:46

Los edecanes, ¿el símbolo del poder militar?

Lucio Gutiérrez, en su periodo militar, fue edecán de los expresidentes Abdalá Bucaram y Fabián Alarcón. Foto: Archivo / El Comercio.

Lucio Gutiérrez, en su periodo militar, fue edecán de los expresidentes Abdalá Bucaram y Fabián Alarcón. Foto: Archivo / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 60
Triste 2
Indiferente 17
Sorprendido 11
Contento 43
Redacción Seguridad

Era el 19 de marzo pasado. En los patios del Palacio Presidencial hubo una ceremonia: el relevo de edecanes que acompañaron al presidente Rafael Correa dos años y siete meses.

En esa ceremonia no faltaron los elogios del Jefe de Estado para esos militares. Dijo que “son personas sumamente leales y oficiales de honor”.

Ahora, la figura del edecán cambiará. Este lunes 22 de diciembre del 2014, la Asamblea aprobó que los edecanes solo acompañen al Presidente de la República, pero no a otros funcionarios como el Vicepresidente de la República, los presidentes de la Asamblea o la Función Judicial, como acontecía hasta ahora. 

¿Cómo nace la figura del edecán?

Alberto Molina, un coronel en servicio pasivo, da algunas explicaciones y dice que esa palabra es la castellanización del francés aide de camp, que significa ayudante de campo.

Pero también indica que “los edecanes son las personas más cercanas al dignatario y tienen acceso a secretos de Estado, lo acompañan en casi todas sus actividades, se trata siempre de oficiales distinguidos, con altas calificaciones; deben reunir, entre otras cualidades, la discreción y la lealtad. Son testigos de las reuniones más reservadas y de muchos secretos; razón fundamental para que el dignatario deposite en él su absoluta confianza”.

¿Por qué ahora no deben seguir con ese acompañamiento?

Cuando en la Comisión de Relaciones Internacionales se hizo el análisis se dijo que hoy por hoy “los edecanes no cumplen roles de seguridad para los dignatarios y que sus funciones ceremoniales resultan –bajo las actuales condiciones- innecesarias, distrayendo a valiosos oficiales altamente calificados para el desempeño de tareas de verdadera importancia operativa para situaciones para el país”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (59)
No (27)