10 de septiembre de 2014 16:39

Expulsarán a 42 extranjeros, entre ellos dos ecuatorianos, que vivían como ilegales y en indigencia en Lima

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 0
Lima, EFE

La Policía Nacional de Perú (PNP) detuvo a 42 extranjeros, entre ellos 15 argentinos y 15 colombianos, que permanecían en Lima como ilegales y se encontraban en estado de indigencia, los que serán enviados a sus países en las próximas horas, informaron hoy fuentes oficiales.

Según la información oficial, los detenidos son 15 argentinos, 15 colombianos, 2 chilenos, 2 ecuatorianos, 2 venezolanos, un brasileño, un mexicano, un israelí, un estadounidense, un francés y un austríaco.

Agentes de la División de Extranjería de la PNP y la Superintendencia Nacional de Migraciones detuvieron a los extranjeros, 32 hombres y 10 mujeres, en los distritos del Cercado de Lima, San Isidro y Miraflores.

La mayoría de ellos, se indicó, había ingresado de forma clandestina al país o se les había vencido el permiso de permanencia como turistas.

La PNP remarcó que los extranjeros se encontraban en estado de indigencia y realizaban actividades como el malabarismo, la limpieza de autos y la venta de artesanías en las calles.

La medida forma parte de las acciones que han emprendido las autoridades peruanas contra los extranjeros que permanecen en el país en condiciones irregulares, que incluyen la aceleración de los procesos de expulsión del país.

El ministro de Interior, Daniel Urresti, afirmó hoy a la agencia oficial Andina que el trámite para la expulsión de los extranjeros en situación irregular antes demoraba ocho meses, pero actualmente se puede realizar de un día para otro.

Estas medidas han sido criticadas, sin embargo, por algunos medios locales y representantes de ciudadanos extranjeros en el país ya que consideran que algunas tienen carácter sumario y no discriminan entre casos específicos.

Un reportaje presentado por la televisión local mostró el mes pasado los casos de extranjeros que han sido expulsados o que han tenido que ingresar a la clandestinidad para evitar ser separados de sus familias peruanas.

Según esas informaciones, la expulsión por permanecer en condición de ilegal impide volver al país posteriormente, lo que ha afectado a extranjeros que tienen hijos peruanos menores de edad.

El director de la oficina de Seguridad del Estado, Carlos Tucse, comentó hoy, que en el caso de los extranjeros detenidos en esta ocasión, se busca protegerlos, "porque al permanecer en las calles pueden ser captados por mafias o por la delincuencia".
"Los estamos protegiendo, los acogimos dándoles la seguridad debida y comida.

Los estamos llevando a su destino. No han mostrado resistencia y la mayoría dice que le robaron sus documentos o su dinero", remarcó.

Las autoridades han señalado que los extranjeros suramericanos serán enviados por vía terrestre a sus países, mientras que los demás permanecerán en Perú mientras se coordina su repatriación con sus respectivas embajadas. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)