6 de December de 2009 00:00

Los ecuatorianos disputaron la mayoría de las finales de tenis

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

La delegación ecuatoriana tuvo una excelente actuación, con 7 de 8 finalistas en los partidos de  ayer. El restante fue el colombiano Sebastián Sánchez, quien se llevó  el título en 16 años.

El Quito Júnior Open  congregó a jugadores de seis países del sur del continente. En total compiten  118 tenistas en las categorías 14 y 16 años. Los ganadores obtendrán  60 puntos para el ‘ranking’ sudamericano juvenil.

En 14 años damas, la final la disputaron las ecuatorianas Claudia Bustamante y Daniela Rosado. Ambas jugadoras llegaron a esta instancia gracias a su excelente nivel, especialmente con su golpe de derecha. Bustamante, en un encuentro dramático e intenso, se impuso finalmente por 2-6, 7-5 y 6-4.

En la rama masculina, la final la disputaron los ecuatorianos Allan Velasco y Fabián Vela. El partido fue interesante porque ambos tenistas empezaron con nervios, propios de la final, pero poco a poco se asentaron.

Velasco tomó rápidamente la iniciativa y presionó a su rival con certeros golpes de derecha, y  tras mantener su servicio como la base de su estrategia, se llevó el primer set por 6-2.  Mientras que en el segundo, Velasco tenía 5-0 sobre su rival, pero se dejó empatar, luego se recuperó a tiempo para llevarse el título con el 7-5.

En la categoría de 16 años varones, el tenista nacional Bernardo Casares tuvo en frente al único extranjero de estas finales, el colombiano  Sánchez, ante quien sucumbió  por 6-3, 2-6 y 6-1.

Ambos jugadores, con un preciso juego de servicio y potentes tiros, presentaron un partido muy disputado que entretuvo a la gente que se agolpó en la cancha central del Rancho San Francisco, en la capital.

En el primer parcial, Sánchez fue más contundente con su tenis y pudo doblegar al ecuatoriano con derechas precisas y un juego de fondo de cancha. En el segundo, Casares revirtió el partido controlando más su juego,  tranquilizó sus ansias y con ello pudo ganar el set. 

El ecuatoriano tenía la motivación de vencer, pero Sánchez salió en el tercer set decidido a ganar. Con agresividad en su saque y muchas subidas a la red, el colombiano presionó tanto a su rival que lo obligó a fallar en forma reiterativa. Así,  consiguió tres quiebres de servicio y ganó todos sus juegos de saque.

En la rama femenina de 16 años, accedieron las dos máximas favoritas del cuadro: las ecuatorianas María Ximena Herrera y Taly Merker. Ambas  se conocen  bien, lo que emparejó el desarrollo del cotejo. Pero con mayores recursos técnicos, Merker logró el campeonato.

En el primer set,  Merker mantuvo más la concentración y con su potente derecha sometió a su rival, que no pudo sostener el ritmo del juego. En el final del set  perdió su servicio y cayó por  7-5.

En el segundo, a pesar de dolores abdominales que acusó Merker, la jugadora guayaquileña no perdió la intensidad de su tenis, y tras volver a conseguir un quiebre en el final del parcial, lo cerró con un 6-4 a su favor,  para llevarse el trofeo de campeona.

El balance fue positivo para los tenistas ecuatorianos, que estuvieron en todas la finales.

Cattani, la revelación

El Quito Júnior Open   cumplió el objetivo de que los ecuatorianos alcanzaran puntos para su ‘ranking’ sudamericano.

Paolo Cattani,  de la categoría de 14 años,  se adjudicó  el premio de revelación del torneo.

Los campeones  recibieron el trofeo en cuanto terminó el certamen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)