23 de enero de 2015 18:45

6 865 ecuatorianos tienen cuenta de dinero electrónico

Un local de Almacenes Tía, en el norte de Quito, fue parte del plan piloto del dinero virtual realizado a fines del año pasado. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Un local de Almacenes Tía, en el norte de Quito, fue parte del plan piloto del dinero virtual realizado a fines del año pasado. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 8
Mónica Orozco

Hasta el 21 de enero del 2015, un total de 6 865 ecuatorianos abrieron una cuenta de dinero electrónico, informó el Banco Central del Ecuador (BCE).

Pichincha es la provincia con mayor número de cuentas registradas con un 36%. Le siguen Guayas (20%), en Manabí (7%), Azuay (5%) y El Oro (4%).

Este año se proyecta que medio millón de ecuatorianos usarán la moneda virtual, que busca que las personas, en especial de bajo ingreso y sin cuenta bancaria, realicen transacciones con su celular.

La moneda electrónica será un medio de pago voluntario que utilizará el celular para la compra de bienes en autoservicios, farmacias, supermercados y otros. El respaldo será en dólares; es decir, si una persona tiene USD 1 podrá cambiarlo por su igual en electrónico.

La Navidad pasada la entidad inició la primera etapa de este sistema de tres fases. En la primera las personas mayores de 18 años podrán únicamente abrir cuentas de dinero electrónico. En la segunda, donde los usuarios podrán realizar pagos en locales comerciales, consultas y transferencias bancarias, arrancará a mediados de febrero.

La tercera fase se iniciará en el segundo semestre del 2015 con la posibilidad de pagar con dinero móvil los servicios públicos, obligaciones tributarias, giros y otros.

Para obtener una cuenta, se debe llamar al *153# en su teléfono móvil con cualquier operadora móvil (CNT, Claro y Movistar). La apertura no tiene costo.

Una vez dentro del sistema se puede, luego de aceptar los términos y condiciones, registrar el celular y el número de cédula. Este proceso exige, además, que el usuario responda preguntas de desafío. Estas tienen que ver con datos personales de los usuarios, las cuales se validan en línea con información del Registro Civil y el Consejo Nacional Electoral.

Por ejemplo, el lugar de nacimiento o el sitio donde votó la última vez. El paso final es obtener una clave de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)