6 de mayo de 2017 18:38

Ecuatorianos aprovecharon primer fin de semana de mayo para comprar televisiones en Tulcán

Un 70% de las 400 pantallas que ocho comerciantes carchenses importaron de Estados Unidos, exonerados de aranceles y salvaguardias, por ejemplo, se han vendido solo en 16 días. Foto: Francisco Espinosa para EL COMERCIO

Un 70% de las 400 pantallas que ocho comerciantes carchenses importaron de Estados Unidos, exonerados de aranceles y salvaguardias, por ejemplo, se han vendido solo en 16 días. Foto: Francisco Espinosa para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 7
Indiferente 8
Sorprendido 5
Contento 96
Redacción Sierra Norte

Las televisiones son los productos de la canasta comercial que mayor demanda tienen en varios almacenes de electrodomésticos de Tulcán, en Carchi. Un 70% de las 400 pantallas que ocho comerciantes carchenses importaron de Estados Unidos, exonerados de aranceles y salvaguardias, por ejemplo, se han vendido solo en 16 días. Así, explicó Willian Segarra, propietario de un establecimiento que lleva su nombre.

Los artefactos de varios tamaños (desde 32 hasta 70 pulgadas), modelos y marcas se comercian en cuatro locales de la urbe. Wilson Contreras, que llegó desde Quito, adquirió un aparato de 49 pulgadas, 4K, por el que pagó de contado USD 850. Señaló que en su ciudad uno de iguales características le cotizó en USD 1 000.

Las TV de 32 pulgadas han tenido mayor salida, indicó Segarra. Considera que eso se debe a cuestiones como que están equipadas con full HD, una de las más alta resoluciones de alta definición, y además de precios módicos. Cada una se comercializa en USD 380.

En Ipiales, una parecida cuesta entre 844 900 pesos (USD 296,04) y 930 000 (USD 325,85). Todo depende del establecimiento. Sin embargo, al monto se le debe sumar el 25 % por concepto de IVA, Fodinfa y pago de comisión al negociante que nacionaliza la mercancía amparado en la canasta comercial. “Nosotros competimos con Colombia”, comentó Segarra.

Desde el 14 de octubre del 2015, unos 1 162 de 6 918 comerciantes autorizados han aplicado a este mecanismo implementado por el Gobierno para paliar la crisis económica de esta provincia fronteriza. Hasta febrero último importaron desde Colombia varias mercancías por un monto de USD 11,1 millones.

Los picos más altos se registraron en noviembre (USD 1,3 millones) y diciembre (1,8 millones) del 2016. De la cifra total USD 7,8 millones es por televisiones. Luego, están las impresoras y lavadoras. Las cifras con corte febrero último corresponden al Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (Senae).

A una semana del Día de la Madre los comerciantes de la capital del Carchi se esmeran por captar el interés de compradores que llegan desde ciudadades como Ibarra, Quito, Ambato, entre otras.

El almacén Elektropupular, que lo integran 19 socios del Centro Comercial Popular, tiene como estrategia diversificar los productos. En la tienda hay TV, impresoras, lavadoras, computadoras, refrigeradoras, equipos de sonidos, licuadoras, entre otros.

Todos los artículos que se comercian en este local son traídos desde Colombia, señala Cristian Carlosama, encargado del almacén. Comenta que esta alternativa, que la implementaron desde diciembre del 2016, ha tenido buena acogida. En Elektropopular las transacciones diarias oscilan entre USD 1 000 a 5 000. De viernes a domingo es la facturación más alta.

Por lo pronto, a los comerciantes de esta localidad les preocupa que la vigencia de la canasta comercial espira en junio del 2017. En gremios como la Cámara de Comercio de Tulcán plantean una extensión de ese beneficio. “Es necesario una prórroga. Se debe dar facilidad al sector comercial del Carchi para que importen directamente”, indicó Nelson Cano, titular de esa organización. Incluso, sostuvo que entre las propuestas está subir de dos a cuatro cupos al año, para cada comerciante.

Entre tanto, en Ipiales, si bien aún hay compatriotas que visitan la urbe por compras de alimentos, vestuario, calzado y tecnología, el número se ha reducido en los últimos meses. No hay una cifra oficial. Sin embargo, se cree que eso ha incidido en las ventas de los locales comerciales de esa urbe. Esperanza Gómez, dependiente de una cadena de ropa, indicó que hoy facturan entre USD 2 y 3 millones al día durante el fin de semana. Sin embargo, el año pasado esa cadena llegó a facturar 8 millones en un fin de semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (75)
No (31)