2 de December de 2010 00:00

La Victoria está aislada como zona de peligro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

En el barrio San Jacinto de la parroquia La Victoria, un pueblo pequeño de casas humildes, el aire huele a químicos. Son los residuos que quedaron en el ambiente un día después que se utilizó un producto llamado ‘Hermano’ como pesticida, en un arrozal de 6 hectáreas.

Este sector, del cantón Salitre (Guayas), desde ayer se encuentra aislado del resto de la parroquia, mediante una cinta amarilla donde dice ‘peligro’.

La medida la tomó el Cuerpo de Bomberos por seguridad para controlar el contagio masivo que vive la comunidad. Según las autoridades de salud 75 personas, de 70 familias, resultaron afectadas hasta el mediodía de ayer.

La población de esta parroquia tiene que usar mascarillas para evitar la inhalación del químico. Acostada en una camilla y con suero en su brazo derecho, estaba Pilar Muñoz, de 45 años, ayudante de cocina, en el Subcentro de Salud local. Ella vive en la hacienda La América, pero por su trabajo tuvo que ir hasta La Victoria.

Muñoz estaba internada, desde las 08:00 de ayer, debido a que una hora después de haber llegado a la parroquia, comenzó a vomitar y a tener dolores de cabeza.

Julio López Marín, director del Subcentro de Salud del área 31 de Salitre, dice que ha aumentado el número de personas intoxicadas, de 35 a 75. Desde la noche del martes la gente empezó a tener síntomas de intoxicación y fueron hasta el Hospital de Salitre. Fue cuando los médicos conocieron que ocurría una emergencia en La Victoria. Los miembros de los cuerpos de bomberos llegaron para evacuar a los afectados.

Narcisa Maquilón (39) fue trasladada a las 21:15 al Hospital Luis Vernaza de Guayaquil. Estuvo vomitando durante tres horas, le dolía la cabeza y tenía una picazón en la boca. Ayer, a las 03:00, le dieron de alta, pero aún tiene la picazón en los labios y dolor cabeza.

La noche del martes los intoxicados fueron trasladados a casas de salud de Guayaquil, Samborondón y Salitre. El director del Subcentro de Salud presume que el químico que se usó en el arrozal fue tan fuerte que se esparció y permanece aún en el ambiente.

Se menciona que el capataz de esa plantación, que colocó el químico, ahora está desaparecido.

López señaló que junto con el Municipio de Salitre trabajan para evitar que siga creciendo el número de afectados en su salud.

Los habitantes por un período de tres días no podrán consumir el agua que se almacenaba en un reservorio elevado, a 3 metros del cultivo. Durante este tiempo se realizará una limpieza y abastecerá con agua purificada.

Peter Cruz, jefe del departamento de Acción Social del Municipio de Salitre, indicó que se cerró el suministro y que se entrega agua con tanqueros. Además, están repartiendo un litro de leche a cada familia, para que el plomo no afecte sus organismos.

Las familias de Samuel Cuello (23) y Manuel Áreas (55) viven junto a la plantación. Los dos hijos menores y la esposa de Cuello evacuaron el lugar y ahora se encuentran en Samborondón. Los esposos permanecen cuidando sus casas, y soportan el mal olor.

Eduardo Rodríguez, jefe del Cuerpo de Bomberos de La Victoria, dijo que esparcirá otro químico para bajar el pH (acidez) del contaminante en el ambiente. Francisco León, alcalde de Salitre, esperaba un informe para determinar si hay otras zonas afectadas y plantaciones de arroz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)