11 de August de 2010 00:00

La vía que se construye hacia Perú necesita más recursos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Loja

La construcción del cuarto Eje Vial binacional (Loja-Zumba-La Balsa), de 154 kilómetros, requiere de un contrato complementario.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) prevé firmar la próxima semana uno nuevo con la empresa Técnica General de Construcciones.La obra, que une al sur del Ecuador con el norte de Perú, aún no tiene avances significativos. El contrato para el primer tramo Vilcabamba-Bellavista (101,79 km) se firmó por USD 18,9 millones y con un plazo de 30 meses.

El plazo venció en enero último y el principal avance es el movimiento de tierra en 34 kilómetros. Además, se construyen muros de contención y otras obras.

Cuando se venció el plazo se firmó una orden porque cambió el diseño de la vía. El contrato inicial preveía una vía de 7,20 metros de ancho con pavimento asfáltico. Pero por orden del Gobierno, la vía tendrá 9,20 metros de ancho y será de hormigón armado.

Ese cambió significa que la constructora tendrá 10 meses más para entregar la obra. El director del MTOP en Zamora Chinchipe, Kléver Márquez, justifica ese nuevo plazo.

Esa es la causa para el retraso, dice el superintendente de obra de la empresa Técnica General de Construcciones, Rómulo Cabrera. A eso se suma el transporte del material que sale de los taludes a los depósitos exigidos por el Ministerio del Ambiente, para no afectar al Parque Nacional Podocarpus y a la reserva Tapichalaca.

Ahora, la constructora recoge los escombros y los lleva en 38 volquetas a 30 minutos de distancia. Es una tarea lenta. En cada kilómetro se mueven 50 000 m³ de material y las volquetas transportan hasta 7 600 m³ por día.

Actualmente, la constructora cuenta con 250 personas y 110 máquinas. Según Márquez, el nuevo contrato se firmará por USD 10 millones adicionales.

Los trabajos en el segundo tramo (Bellavista-La Balsa), de 52,98 kilómetros, deben acabar en diciembre del 2011. Pero están paralizados por los nuevos estudios que realizan para hacer unos nuevos trazados.

Cuando estén listos se determinarán los nuevos montos y plazos en un contrato complementario. La inversión inicial fue de USD 13,6 millones. Los 15 581 pobladores de los cantones zamoranos de Palanda y Chinchipe deberán esperar más por esta obra.

En la actualidad, los trabajos impiden que los habitantes viajen a Loja, la urbe más cercana. El paso se permite cada dos horas.

Según el alcalde (e) de Chinchipe, Mecías Valdez, otro problema es la falta de mantenimiento de la vía. “Exigimos a la Ministra de Transporte para que la constructora hiciera ese trabajo”.

Por las malas condiciones de la vía, la población de Chinchipe necesita una hora para viajar entre Zumba y el puente internacional La Balsa y de allí otras dos horas para llegar a San Ignacio (Perú). Por ello, el comercio no despunta como se tenía previsto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)