4 de May de 2014 14:36

La venta de uniformes despuntó en el parque central de Santo Domingo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El parque central de Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente de Ecuador, se convirtió en una feria comercial estudiantil este domingo 4 de abril del 2014. En seis carpas blancas se colocaron 100 comerciantes de la provincia para expender uniformes escolares.

Ellos son parte de los artesanos textiles que contrató el Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria para la confección de uniformes. La respuesta de los padres de familias a esta feria inclusiva fue masiva.

Cientos de padres acudieron a los estands para buscar la talla adecuada del uniforme que sus hijos lucirán el 5 de abril del 2014 en el marco de la inauguración del año lectivo 2014-2015 del régimen Costa.

La indumentaria, que está en exhibición, corresponde al 75% del total de planteles educativos, señaló la comerciante Fanny Navarrete.

En Santo Domingo, 65 planteles educativos se unificaron en 27, según el Ministerio de Educación. Navarrete señaló que ahí los precios son cómodos y no se especula porque ellos son productores y venden a costo de fábrica.

Por ejemplo, un uniforme de educación física que incluye chompa, calentador, dos camisetas y polines, cuesta USD 34,50. A ese precio, Mónica Zambrano compró el conjunto para su hija que estudia en el plantel educativo 30 de Julio.

Rosaura Cedeño, en cambio, adquirió a USD 10 el calentador de la escuela 9 de Octubre. “Este año no voy comprar a mi hija la camiseta para la materia de cultura física, porque la que usó el anterior está en buen estado”, comentó. La feria inclusiva de artesanos estará en el parque de Santo Domingo hasta el 14 de mayo.

La artesana Nataly Arcos explicó que las ventas se han duplicado con relación al año anterior. Entonces ella vendió 300 uniformes escolares en tres días. Pero hasta el mediodía de hoy logró comercializar 150. Arcos contabilizó hasta esa hora ganancias superiores a los USD 1 000.

Entre tanto, en los almacenes, los padres de familia fueron en busca de los accesorios que hacían falta para complementar el uniforme. Entre los que más demandados fueron los pañuelos, medias y camisillas. El comerciante Luis Quinto dijo que desde las 08:00 su negocio tuvo una afluencia masiva de compradores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)