9 de July de 2010 00:00

La veda para la industria atunera se iniciará este 29

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

La cadena productiva del atún sufrirá una paralización temporal en medio de un panorama económico complicado. Desde el 29 de julio hasta el 28 de septiembre, la flota atunera nacional debe cumplir con la primera fase de la veda.

Esto significa que no se pescará atún en ese tiempo. Aunque quienes no se acojan a este período de restricción podrán hacerlo el 18 de noviembre con una duración de dos meses, según la Subsecretaría de Recursos Pesqueros.Durante este tiempo, los armadores pesqueros paralizarán sus embarcaciones para darles mantenimiento. Manta es el principal centro de operaciones.

La industria procesadora y exportadora de atún, en cambio, se ha aprovisionado de atún que guarda en sus frigoríficos. En veda, las fábricas obtienen de sus cámaras de frío de 70 000 a 90 000 toneladas aproximadamente.

Por ello, su paralización solo será de dos semanas, señaló Mónica Maldonado, directora de la Cámara de Industriales Procesadores de Atún (Ceipa).

Pero dos empresas de un total de 12 asociadas a este gremio adelantaron el mantenimiento de sus fábricas. La causa es la dificultad que tienen para encontrar pescado para su reserva.

Este sector afronta una caída en el precio referencial del volumen total exportado. Según el Banco Central del Ecuador (BCE), entre enero y abril pasado, el precio promedio de la tonelada de atún en lomo fue de USD 341, es decir, un 17,50% menos que en similar período del año anterior.

El valor de las conservas cayó, en cambio, un 2,50%. Este comportamiento se dio por la crisis económica en los mercados europeo y estadounidense desde inicios del 2009.

Este año existió una recuperación en las ventas, aunque no al ritmo esperado, dijo Eloísa Coello, representante de Eurofish, fabricante de conservas Barbatún.

Según el BCE, en abril pasado las exportaciones alcanzaron las 50 590 toneladas de atún. Es decir, 2 000 más que en el período anterior.

Coello destacó que fue complicado vender más túnidos a otros mercados, porque en el Océano Pacífico Oriental (OPO), donde pesca la flota nacional, se registró una especie de veda natural (no hubo atunes), por los cambios climáticos.

Según la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT, por sus siglas en inglés), las capturas entre todos los países del OPO sumaron las 203 939 toneladas de atún entre enero y mayo pasado. En el mismo período del año anterior, las capturas fueron de 239 044 toneladas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)