2 de May de 2012 12:57

Los usuarios exigen un cambio de actitud en los conductores en Tungurahua y Chimborazo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Esta semana, en Tungurahua y en Chimborazo hubo polémica por la “nivelación” de los pasajes intercantonales e interprovinciales en un 25%. Los conductores volvieron a cobrar las tarifas anteriores, pero insisten en el alza. La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) desautorizó el incremento y la Intendencia y la Comisaría hicieron operativos de control. Pero, según los usuarios y los técnicos, las autoridades y el gremio de choferes deben solucionar los problemas de fondo. Es decir, el exceso de velocidad en las carreteras, la escasa capacitación de los choferes y el mal servicio que dan a los pasajeros.

“Los conductores necesitan charlas de concienciación. Deben observar videos y renovar sus conocimientos sobre la conducción”, opina César Aguilar, técnico del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), de Tungurahua.

Añade que “los choferes deben conducir cuatro horas en un viaje. Eso evita el cansancio y les ayuda a despejar su mente y a mejorar su motricidad. El SIAT les ofrece capacitación si lo piden”.

Pero el funcionario cree que además se necesita un cambio de actitud. “Son los responsables de respetar las señales de tránsito para evitar muertes en las vías”.

Pero el gremio del transporte insiste en nivelar los pasajes con un aumento del 25%, que se fundamenta en una resolución de la ANT del 9 de febrero del 2012.

Sobre la inseguridad en las carreteras, los choferes tienen su punto de vista. Genaro Cruz, presidente de la Asociación de Compañías y Afines del Transporte Interprovincial de Pasajeros (Acatip) de Tungurahua, dice que “los conductores con experiencia dejaron de trabajar porque se quedaron sin puntos en la licencia. Eso obligó a contratar a quienes quizá no tienen suficiente experiencia. Pero ellos constantemente reciben capacitación en conducción y relaciones humanas”.

La ANT elaboró una tabla para un probable incremento. Pero este tarifario debía cobrarse luego del mejoramiento del servicio. El martes pasado, el gobernador de Tungurahua, Alexis Sánchez, se reunió con los dirigentes de las cooperativas. La sesión duró una hora y media. Allí se definió que el 2 de mayo sesionarán con Mauricio Peña, director ejecutivo de la ANT.

Además, se resolvió dejar insubsistente el incremento, porque no hay un plan para mejorar el servicio. Según Sánchez, los choferes deben respetar las paradas y los directivos tienen la obligación de capacitarlos en relaciones humanas.

Los usuarios se quejan del maltrato y el riesgo que corren al viajar en los buses. Así lo asegura Fernanda Flores, de 20 años, estudiante de la Universidad Técnica de Ambato (UTA). “Los buses van a más de 100 kilómetros por hora en sitios donde no pueden rebasar los 60 y 80. Cuando se les reclama, responden groserías y otros sí reducen la velocidad, pero con mala cara”.

En Chimborazo, los reclamos obligaron a realizar operativos en las terminales interprovinciales e intercantonales. Marcelo Carrasco, director de la ANT, habló con los conductores y pidió respetar las tarifas legales. Anunció que las cooperativas Patria y Riobamba serán sancionadas con una multa de seis salarios mínimos por cobrar ilegalmente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)