30 de April de 2014 00:02

Los turistas van a 5 parroquias de Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

La capital azuaya vive su mejor momento en turismo. En los últimos 4 años, el número de visitantes nacionales y extranjeros subió de 200 000 a 840 000 anuales, según la Fundación Municipal de Turismo.

En la actualidad, la estrategia es direccionar ese movimiento a El Valle, San Joaquín, Sayausí, Ricaurte y Baños, las cinco parroquias rurales con mayor potencial turístico.

Esta última, a 8 kilómetros de la urbe, ofrece deportes de aventura, descanso, gastronomía, artesanías… Su principal atractivo son las piscinas de aguas termales que nacen de una falla geológica ubicada en la loma de los Hervideros y que es aprovechada por cuatro hosterías y dos spa.

En la oficina de I-Tours de la parroquia, Esthela Loja, atiende un promedio de cinco familias por día que llegan en busca de información. Son visitantes de todo el país, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Chile… El lunes pasado arribaron los guayaquileños Gonzalo Ochoa y Aída Guerrero, quienes el fin de semana renovaron sus votos matrimoniales (50 años) y escogieron Cuenca para celebrarlo. "Esta zona es ideal para restablecer la salud y descansar", señaló Ochoa.

Para la presidenta ejecutiva de la Fundación Municipal de Turismo, Gladys Eljuri, lo ideal es que el visitante no se limite a conocer Cuenca sino que recorra las parroquias que también ofrecen cultura, tradiciones, lugares para descanso… Por eso, esta institución financió la elaboración de planes de desarrollo estratégico para esas zonas e incluyen un proyecto turístico importante a ejecutarse a mediano plazo.

En Baños hay un mirador para contemplar la ciudad y los valles de la parroquia y la propuesta del plan es mejorar ese espacio con la construcción de un balcón-mirador. Esta obra será una prioridad este año para la Junta Parroquial y se invertirán USD 300 000, dijo su presidente David Gutiérrez.

Baños colinda con San Joaquín y están conectadas por vías asfaltadas. Allí, hay un amplio valle de huertos de hortalizas, el Biocorredor Turístico Yanuncay, artesanías en duda (fibra natural), paja toquilla y platos típicos como carne asada, choclos, cuy, mote pillo… María Duche, de 45 años, teje canastas de duda todas las mañanas en el portal de su vivienda de adobe. "Para los extranjeros mi trabajo es novedoso y se quedan mirando y haciendo fotos y videos".

En la parte alta, los integrantes de las cooperativas Balcón del Azuay y Paraíso cuidan el bosque nativo y un biocorredor natural de 30 kilómetros para los amantes de la naturaleza. Allí, 500 familias se dedican a la agricultura y las artesanías.

Sayausí está en el norte de San Joaquín y tiene su ruta ecoturística que incluye valles, cerros, cascadas, lagunas… y se extiende hasta el Parque Nacional Cajas. La comunidad de San Miguel es la más visitada los fines de semana, porque desde allí parten las caminatas de 25 minutos hacia el cerro y la cascada de Cabogana.

La Junta Parroquial firmó un convenio con el Municipio y la Fundación Municipal de Turismo para arreglar el sendero ecológico y construir cabañas. Luego harán una campaña de promoción para atraer a más visitantes, señaló el presidente de esa Junta, Lilio Carbo.

El Valle, ubicada en el otro extremo, a 12 kilómetros de Cuenca, también se incorporó a esta propuesta. El Municipio construyó el Ecoparque sobre 9 hectáreas, donde por 32 años fue el botadero de basura de la ciudad.

Hay áreas verdes, juegos infantiles, un pequeño centro de rescate de animales, canchas deportivas, ciclovías y senderos. Esta parroquia también se caracteriza por la comida típica, al igual que Ricaurte.

Esta última creció por su desarrollo gastronómico basado en los cuyes y carnes asadas, mote pillo, llapingachos… Se construirá un centro gastronómico y el Ministerio de Turismo comprometió su aporte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)