5 de July de 2010 00:00

Tres ciudades esperan sus puentes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Reds. Manta y Esmeraldas

La construcción del puente que unirá a San Vicente con Bahía de Caráquez está avanzada en un 78,6%.Los obreros han colocado 192 de las 228 vigas. Dos grúas, una en tierra y otra en agua, se utilizan para movilizar las vigas. La grúa del agua la maneja un operador en pleno estuario del río Chone.

También se trabaja en la fundición de la vía. Tres frentes de trabajo, uno en cada acceso y otro en la mitad del viaducto, ponen el hormigón. 21 de los 38 tramos están listos y los trabajos culminarán a mediados de septiembre.

La obra, cuya inauguración está prevista para el 3 de noviembre, genera en la actualidad 650 empleos. Pedro Mosquera, jefe del proyecto que es ejecutado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, indicó que las tareas se desarrollan día y noche.

Los obreros hacen tres turnos. Las tareas se concentran en el campamento. Con una grúa, ubicada en el puerto seco (acceso a Bahía), se movilizan las vigas hacia una barcaza que está en un muelle, a orillas del estuario. Luego, desde allí se aprovecha la marea alta para transportarlas hacia el tramo central.Una vez terminada la fundición de toda la vía entre ambos ingresos de Bahía y de San Vicente, la segunda semana de octubre se colocará una capa de asfalto de cinco pulgadas de grosor.

También se realizan los acabados, como la colocación de pasamanos para la ciclovía, iluminación vehicular y decorativa.

Una de las obras complementarias que se empezó a construir es la del paso lateral en San Vicente. El trazado de esta vía de descongestionamiento se hizo a espaldas del poblado hasta llegar hacia la zona de los acantilados (norte de San Vicente) y desde allí se unirá con la carretera que conduce a Canoa, Jama y Pedernales. El costo es de USD 12 millones.

Los empresarios turísticos de la zona norte ponen su esperanza en este viaducto. “Ahora es una realidad, ya nadie lo puede parar, es un sueño hecho realidad”, comentó Julio Rivadeneira, un empresario del sector inmobiliario de Bahía.

Se tendrá la visita cada fin de semana de los residentes en Portoviejo, Manta, Rocafuerte, Chone, Tosagua e incluso de quienes viven en Santo Domingo de los Tsáchilas, dijo Manuel Alarcón, propietario de un restaurante en San Vicente. “Nuestras playas se convertirán rápidamente en sus balnearios”.

Los conductores de vehículos frigoríficos que diariamente utilizan el servicio de gabarra para cruzar el estuario entre San Vicente y Bahía están ansiosos de que se termine la construcción y se inaugure en noviembre.

Juan Carlos Castro trabaja en la custodia de carros con furgones refrigerados. “Vamos en busca del camarón a Jama y Pedernales. Esperar el servicio de la gabarra detiene el proceso de transportación, perdemos hasta seis horas esperando un turno de ida y vuelta y solo podemos hacer un viaje al día desde Manta”, expresó.

Con el puente se podrá realizar hasta tres recorridos, desde Manta, Montecristi y Jaramijó, donde se encuentran las empacadoras de mariscos.

La obra se inaugurará en agosto

Los puentes construidos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército sobre el Estuario del Río Esmeraldas están listos.

El paso vehicular se abrirá el 5 de agosto, en las fiestas de independencia de esta provincia.

Así lo anunciaron los jefes del Ejército, en un recorrido por el proyecto. La obra, que se empezó a construir en agosto del 2007, tiene un año de retraso en la entrega. Pablo Villarroel, jefe del Grupo Esmeraldas, dijo que se amplió el proyecto y eso demandó más tiempo y recursos.

Inicialmente, estaban considerados solo tres puentes y en total se han construido cinco. El intercambiador sur, ubicado en El Cabezón, es una obra nueva. En este tramo se concentran actualmente los trabajos finales. Se realiza el asfaltado en la vía, el principal acceso a la ciudad de Esmeraldas.

La utilización de este complejo vial reducirá el tiempo del transporte al aeropuerto de Tachina, a 10 minutos. Antes, por la vía de San Mateo, un vehículo tardaba entre 40 y 45 minutos desde la ciudad. También, posibilitará el enlace con los balnearios del norte de la provincia: Rioverde, Eloy Alfaro y San Lorenzo.

El puente principal mide 434 metros y fue construido en 36 meses. El puente norte, en la zona naval, es de 108 metros. Será la salida directa de los vehículos de carga del puerto comercial y pesquero de Esmeraldas.

El puente sur que se conecta con el intercambiador es de 160 metros y atraviesa el brazo principal del río Esmeraldas.

El costo total del proyecto es de USD 66 millones. Inicialmente se había presupuestado en USD 45 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)