19 de June de 2010 00:00

El tren volvió a los 16 años a Yaguachi

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Victoria Murillo tuvo un sobresalto, la mañana de ayer. Mientras descansaba en el balcón de su casa, en la calle Sucre (Yaguachi), un fuerte sonido de corneta la inquietó. Al ver el humo que avanzaba hacia donde ella, no dudó en asociarlo con el tren.

Estuvo a punto de llorar al verlo de nuevo, 20 años después, dice ella. Llegaba a la remodelada estación, levantada frente a su casa. Esa imagen la remontó en el tiempo, pues, desde joven, lo veía desde el mismo sitio.

Ayer, la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador (EFE) realizó una prueba técnica de la maquinaria y de la renovación de los durmientes y rieles a lo largo de 22 km, entre Durán y Yaguachi.

Esta primera fase de la rehabilitación del tren en Guayas, será inaugurada el martes 29. Se anuncia la presencia del presidente Rafael Correa.

Ayer, temprano, la locomotora, que arrastraba a tres vagones de pasajeros, salió desde Durán. Llamó la atención ver cómo se abría paso en el área urbana.

En los 22 kilómetros de trayecto, una escena se repitió: decenas de personas estaban apostadas a los costados de la vía. Los niños fueron los más curiosos.

Adelante iba la locomotora nro. 11, reconstruida en Durán en marzo de 1955. Tras 55 años, la EFE la rehabilitó para que sirva en esa ruta. Atrás la seguía una máquina electro diésel traída en 1992, también reparada.

En Yaguachi, de un momento a otro, se armó un ambiente festivo, luego de que el ferrocarril atravesó el remodelado puente metálico y tomó la calle Sucre. El sonar de su corneta convocó a decenas de personas.

Niños y jóvenes salieron de sus planteles atraídos por el ruido que, para su generación, resultaba novedoso. Con celular en mano muchos captaron, en fotografías, ese especial momento.

Byron Prado, gerente de Operaciones de la EFE, mostró su emoción al llegar a Yaguachi. Tampoco ocultó su preocupación, pues en varios puntos se están sustrayendo accesorios. “Tenemos un promedio de 40 a 60 robos de bridas que son los que unen las juntas de riel a riel. Ese robo es a diario, ya que es hierro que lo llevan a vender”.

Carlos Barsallo, un ex maquinista, recordó que por las malas administraciones, la ruta del tren Bucay-Durán, dejó de brindar servicio en 1994.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)