3 de January de 2014 00:01

La terminal de Santo Domingo colapsó

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En un jueves normal, la terminal terrestre de Santo Domingo recibe 15 000 pasajeros de diferentes rincones. Pero ayer la cifra alcanzó los 20 000, según el subgerente Francisco Santa María. El feriado largo de fin de año lo motivó.

Muchos usuarios no consiguieron boletos el 1 de enero para regresar a sus ciudades de residencia y tuvieron que quedarse un día más en Santo Domingo.

Llegaron temprano a las boleterías y encontraron las largas filas que se extendían hasta afuera de la terminal. También gente recostada en las bancas y niños sentados sobre las maletas cansados de esperar por un boleto.

Rosa Alcívar llegó con su esposo e hijo a las 08:00. Quería viajar a Machala, en la provincia de El Oro. Pensó que habría menos afluencia de personas y esperó media mañana para que le ofrecieran boletos a las 20:00. Estaba preocupada, pues su esposo debía presentarse temprano a trabajar.

Todos los vehículos estaban llenos y no había más unidades disponibles. La tónica se repitió para el resto de ciudades de Pichincha, Guayas y Manabí.

En las filas hubo problemas con quienes intentaban comprar sin respetar el turno. Los guardias impidieron que el cruce de palabras entre los afectados fuera más lejos.

Santa María aseguró que desde el 1 de enero se presentaron inconvenientes porque la mayoría de unidades no entró al terminal para recoger pasajeros. La Occidental y TransEsmeraldas, por ejemplo, hicieron rutas directas desde la 'Provincia Verde' hacia Quito y Guayaquil.

Además, las unidades extras que se dispusieron para cubrir la demanda también tuvieron problemas para cumplir con sus horarios. Hubo tanto tráfico en la vía Alóag- Santo Domingo que no pudieron llegar a tiempo. "Normalmente un bus hace tres vueltas en el día. Pero ayer (1 de enero) hizo la mitad", comentó Santa María.

La terminal terrestre tiene 49 operadoras de transporte y 850 frecuencias. "Todos los años es igual y no dan una solución", comentó Gabriela Esparsa. Ella debía llegar el 2 de enero a clases de su universidad, en Ambato. Tuvo que pedir a sus compañeros que la excusaran con los docentes por la falta y hasta ayer al mediodía no encontraba pasaje para viajar.

Según Santa María, la disposición de mantener los precios de los pasajes, que anunció la Agencia Nacional de Tránsito en Santo Domingo, también influyó en lo ocurrido. Los choferes de otras provincias se negaron a prestar su contingente a Santo Domingo, porque supuestamente no les resultaba rentable.

Esto podría cambiar el próximo 23 de febrero, que se realizarán las elecciones seccionales. Entonces también se espera gran afluencia de personal en la terminal y se plantea como alternativa permitir el alza, pero controlada. En el artículo 19 del Reglamento de Transporte Público Interprovincial de Pasajeros se autoriza subir el pasaje hasta en un 50% para las frecuencias extras.

Este tipo de frecuencias, no obstante, deben ser aprobadas primero por la Agencia Nacional de Tránsito, con base a las estadísticas reales de demanda de boletos y unidades existentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)