29 de May de 2010 00:00

Temor en Penipe por la ceniza del volcán

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta.

La explosión que se registró en el volcán Tungurahua, a las 08:47 de ayer, asustó a Luis Valdivieso. Él vive en el pueblo de Chonglontús, a 12 kilómetros del cantón Penipe, en la provincia del Chimborazo. Los vidrios de su casa se quebraron. “Salí para ver qué pasaba. Miré al volcán que arrojaba una gran columna de ceniza”. Enseguida llamó a sus hijos Édison y Alfredo para trasladar a las 35 reses que pastaban en las faldas del volcán. Los Valdivieso caminaron una hora y media para llegar al lugar. Juntaron a los animales y bajaron rápido a la comuna El Manzano. Allí alquilaron dos camionetas para enviar las reses a la comuna El Guzo (Penipe) y la parroquia San Andrés (Guano). “Hay que cuidar los animalitos. Es lo único que tenemos. Tengo miedo de que ocurra una erupción igual a la del 2006. La lava bajó y mató a dos personas”, dijo Luis Valdivieso. Rosa Hinojosa, de 70 años, también sacó a su ganado. Ella fue con su esposo Tomás Tibán hasta las faldas del coloso. Los esposos están encargados de cuidar a 13 reses. Tibán mencionó que cerca del Tungurahua existen nubes de ceniza. “El volcán está bravísimo”. En el centro de Puela, 10 policías, tres buses y un camión de la Brigada Galápagos esperaban reportes del Instituto Geofísico sobre el volcán. “Tenemos la disposición de que si hay un cambio de alerta iniciar con la evacuación”, mencionó uno de los militares que no quiso dar su nombre. Miguel Mazón, vecino de Puela, otro pueblo de Penipe, comentó que los flujos piroclásticos, una mezcla de gas, ceniza y rocas, bajaron por las quebradas. “Por poco llegan al pueblo. La gente evacuó al centro de Penipe. Allá tiene sus casas”. El gobernador y presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Chimborazo, Carlos Castro, convocó a una reunión a los representantes de la Policía, Brigada Galápagos y a los delegados provinciales de los ministerios de Educación, Salud, Vivienda y otros. La cita se realizó en la tarde en el Municipio de Penipe.Allí analizaron el informe emitido por el Instituto Geofísico y en base a este decidieron mantener la alerta amarilla en las poblaciones cercanas al volcán. Según Castro, en el momento no hay la disposición de evacuar a los campesinos. “La gente de Chonglontús, Bilbao, Puela, Pungal de Puela, El Altar y Palictahua está saliendo por su voluntad y seguridad”.Otra de las resoluciones emitidas por el COE fue que el Ministerio de Agricultura y Ganadería se encargará, si la actividad volcánica aumenta, de trasladar el ganado a la hacienda ubicada en el sector Releche, en Penipe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)