21 de September de 2012 11:44

Dos suicidios por mes se registran en Tungurahua

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En el último año, un promedio de dos personas por mes se suicidan en Tungurahua por causas económicas y familiares, según la Policía Judicial. Para los psicólogos clínicos, en Tungurahua el asunto  de la salud mental y emocional es todavía un tabú.

La gente con problemas familiares, económicos, de drogas, depresión, etc. no cuentan con  opciones para recibir  ayuda.

Sobre este problema e, Instituto Nacional de Estadísticas y Censos  en el 2009 registró 47 suicidios y 55 en el 2010 con  tendencia a aumentar.

Para Ruth Cobo Caicedo, investigadora y terapeuta, estos incidentes retratan una realidad en la que deberían intervenir las autoridades.  “La salud mental es  un tema prohibido en el país. Mientras que en  el extranjero las personas acuden periódicamente a un psicólogo clínico sin que eso signifique que estén locas”.

Los suicidas, dice Cobo, viven una larga etapa de crisis existencial con depresión y pérdida del instinto de conservación. “Es allí  cuando más necesitan de sus amigos y de su  familia. La  sociedad actual nos aisla pero  el ser humano pertenece a una totalidad. Solo con hablar y desahogarse  la persona puede salir de su crisis”.

En Ambato, las opciones de ayuda no abundan. Una de ellas la ofrece la Fundación Teléfono Amigo. Esta organización de servicio social, sin fines de lucro, empezó su  trabajo  en 1988 en Quito y en Ambato. Sus miembros son voluntarios  mayores de 25 años y tienen estudios en psicología, psiquiatría, sociología y profesiones afines. Reciben capacitaciones dos veces por año y evaluaciones cada 15 días.

La oficina que funciona en Ambato es pequeña y está situada en  un edificio céntrico.

Teléfono Amigo cuenta desde el 2009  con el apoyo de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) y se planifica extender el servicio durante las 24 horas. Hoy atiende  de 09:00 a 23:00.


Algunos consejos

La terapeuta Ruth Cobo recomienda no guardar los sentimientos de rabia o tristeza. Expréselos con calma.

Además, no se deje llevar por sus emociones. Piense dos veces lo que va a decir para que luego no se arrepienta.  

También busque tiempo para hacer las cosas que disfruta. Cuide su cuerpo y haga ejercicio con regularidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)