11 de March de 2012 12:16

Sin solución los cortes de electricidad en Esmeraldas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En Esmeraldas se registran al menos tres quejas diarias por electrodomésticos que presentan daños, que serían causados por cortes repentinos de luz. Ese es el dato que maneja la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL). Según la Corporación, en lo que va del año cinco personas fueron indemnizadas por sus equipos y 15 no recibieron nada.

Raymond Castillo, gerente de la Corporación Nacional de Electricidad, regional Esmeraldas, dice que, a diferencia del año pasado, el invierno no ha incidido en los cortes de energía eléctrica porque son de orden técnico.

Los sectores más afectados son las comunidades del cantón Eloy Alfaro y Quinindé. Ahí la espesa vegetación roza con los cables y provoca cortes. Consecuentemente también los daños en los artefactos eléctricos.

En la ciudad de Esmeraldas se han producido cortes de energía por acometidas sulfatadas y rompimiento de líneas de conducción eléctrica, también por las ramas de los árboles.

Eso afecta con frecuencia al Valle de San Rafael, Tolitas 1 y 2 y La Pradera, en la vía Atacames.

La parroquia Viche también registra cortes permanentes de energía. Esa es la misma línea de conducción que pasa por La Pradera. Carlos Núñez, propietario de una tienda en Viche, sector Las Malvinas, perdió su exhibidor de bebidas debido a los cortes de energía, en enero de este año.

Le costó USD 600, pero no reclamó. Él prefirió no hacerlo “porque los trámites son engorrosos. Si los técnicos consideran que la Corporación es la responsable, es posible que paguen los daños, de lo contrario hemos perdido el tiempo y debemos trabajar”.

Kléber Mendoza, de La Propicia 1, perdió su televisor tras un corte de energía a mediados del año pasado. Acudió a la CNEL, le hicieron la inspección y han pasado nueve meses y la institución no le da una respuesta.

Castillo explica que no todos los usuarios que reclaman tienen la razón. Para atender los daños por cortes eléctricos, la Corporación cuenta con un seguro de USD 3 millones para la región.

Aunque es difícil determinar el valor económico que pierde el comercio por los cortes.

La comerciante Luz Proaño asegura que dependiendo de la duración, puede perder hasta USD 100 por corte.

En cambio, Marcos Góngora, empleado en una planta de hielo en el Puerto Pesquero, señala que dejar de producir por los cortes de energía le significa perder hasta USD 150 por hora. Los pescados se descongelan y se dañan.

Para el técnico en sistemas eléctricos, Jhonny Simisterra, tras los cortes del servicio eléctrico no hay mayor afectación, sino cuando regresa la energía, por la variación de voltajes.

Por eso recomienda desconectar los equipos más sensibles. Estos deben reconectarse después de 10 minutos de haberse restituido el fluido eléctrico.

Para resolver los problemas que se presentan en el sistema eléctrico en la zona sur de la ciudad, CNEL contrató hace dos meses las obras civiles para montar la subestación eléctrica, en Viche.

Con esto se busca mejorar el servicio a los abonados de la Tolita y el Valle de San Rafael (51 barrios del sur de la ciudad).

Lo mismo se hará en la red de distribución de Las Golondrinas-Quinindé, donde las redes eléctricas recorren 30 km y colapsan por la espesa vegetación.

En el sur de la provincia se monta la línea de subtransmisión, Muisne-Mompiche-Sálima y Chamanga, de 70 km. Ahí existen problemas por los cortes.

El teniente político de la parroquia Bolívar, Nelson Loor, afirmó que en la zona muchas familias perdieron sus electrodomésticos por los cortes de energía.

También ocurre en el cantón Eloy Alfaro. Esta situación afecta al sector turístico de Las Peñas, según Mercedes Mejía, microempresaria del sector. Ella vende bebidas refrigeradas en la playa.

Según Castillo, este año se invertirán USD 30 millones para atender los problemas eléctricos de los 115 000 clientes. La CNEL recauda mensualmente USD 2,4 millones, que representa el 78% de la recaudación en la provincia.


Cómo prevenir daños

Instale en casa un regulador de voltaje, que absorba la variación de energía. Son aparatos para toda la casa, cuestan entre USD 200 y USD 300. También hay pequeños para la protección de los electrodomésticos.

Desconecte los aparatos cuando haya lluvias y tormentas eléctricas. Espere 15 minutos, luego de la reconexión, para conectar y encender los equipos eléctricos.

Evite que los niños usen cometas cerca de los postes y redes eléctricas. Pueden enredarse en los cables y producir cortes y lesiones en los pequeños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)