13 de December de 2010 00:00

La sobreoferta de leche continúa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

El bajo precio y, paradójicamente, la sobreproducción de leche continúan preocupando a los pequeños ganaderos de Píllaro y Patate, en Tungurahua.

Desde el 2007 en el cantón Patate se implementó un proceso técnico y genético que consiguió mejorar la calidad de este producto. 60 familias de diversas comunas se benefician.

Sin embargo, estas familias también enfrentan los líos que afectan a los pequeños ganaderos de la Sierra centro y que llevó a muchos a producir quesos de hasta USD 1. Rosa Quishpe, por ejemplo, cada mañana ensilla su mula, en el animal coloca cuatro tanques con leche y se dirige al centro cantonal. Transporta 100 litros, 25 en cada recipiente.

Esta producción era menor hace tres años: entre 8 y 10 litros. Lo mismo ha ocurrido con otros criadores pequeños, principalmente de la Sierra, que constituyen el 70% de los ganaderos del país. Mejores pastos, más vacas, el aumento del precio y otros incentivos inciden en el crecimiento de la producción.

Esto ocasionó que desde julio pasado se registrara un excedente de 200 000 litros diarios, que no se podían vender. Este mes, se pronostica que el consumo crecerá por Navidad y fin de año.

Esa buena producción seguirá en San Carlos, de donde es Quishpe. Ella cuenta que su ganado se alimenta con pastos raygrás, tréboles azules y rojos, que sembró en su parcela hace un año.

La comunidad de San Carlos está a 20 minutos de Patate. El ingreso a esta comarca está flanqueado por plantaciones de maíz y pastizales. Quishpe es fundadora de la Asociación Sucre hacia el Futuro que se creó en el 2007. A través de la entidad, las 60 familias de Sucre, San Carlos, La Florida, Poatug, La Floresta y El Calvario recibieron las semillas de pasto para mejorar la producción lechera.

Isabel Chariguamán, responsable de la producción de leche de la Asociación, dice que con el apoyo de los técnicos del Consejo Provincial de Tungurahua y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (Magap) mejoraron la actividad.

Ahora, en las comunidades hay más de 400 vacas lecheras y la producción diaria subió de 200 a 1 600 litros.

La tecnificación de la producción, el mejoramiento de pastos, la inseminación artificial y la capacitación ayudaron a mejorar los ingresos. Cuenta que antes una familia recibía de los piqueros (compradores de leche en camionetas) entre USD 25 y 30 quincenales. Hoy obtienen 80 y hasta 500 cada dos semanas.

Además, con la inseminación artificial se renovó el hato ganadero. En las seis comunas hay 100 terneras Jersey y Holstein. “Es un proceso de tres años de trabajo para cambiar el estilo de vida de los pequeños agricultores”, reseña Chariguamán.

En tanto, en Píllaro los 3 000 pequeños ganaderos mantienen los precios. Para no desperdiciar una parte de los 250 000 litros diarios que sacan al mercado hacen quesos que venden en la Costa, especialmente.

Así lo reseña Iván Chávez. “Este asunto es caótico. Las promesas de ayuda estatal no se cumplieron para el pequeño ganadero. El litro está entre USD 0,28 y 0,30. Pero necesitamos que se sitúe en los USD 0,40”.

Jacinto Salvador, ganadero, está de acuerdo con Chávez. Y añade: “Imploramos que se haga cumplir el precio de USD 0,39. A veces nos quedamos con la leche en la finca y tenemos que arrojarla a las acequias o darla a los cerdos. No podemos seguir así”.

En la fábrica productora de quesos de Marcelo Villacrés en Píllaro, la leche llega en pequeñas y grandes camionetas que cargan cuatro tanques plásticos de 400 litros cada una.

Villacrés compra 1 500 litros todos los días para la elaboración de quesos. Por cada litro paga USD 0,32. En el mes dejó de recolectar la leche el sábado de la semana pasada. La medida la adoptó hasta terminar la comercialización de los 2 000 quesos que llevó a Guayaquil.

Él logró vender 40 de las 50 cubetas con queso en la feria. El resto remató en USD 1 cada uno. “Gané 5% más de lo invertido. Imagínese si hubiera pérdidas, tendríamos que cerrar y dejar sin trabajo a más de 200 familias a quienes compramos la leche”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)