1 de February de 2014 00:02

La sincronización es vital en el kayak doble

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Da la sensación de ir subido en una góndola cuando se viaja en el bote del kayak doble. Es uno de los deportes acuáticos en los que se disfruta de la naturaleza. El trabajo en conjunto es clave.

La práctica de esta disciplina tiene dos aristas. La una es la que se puede desarrollar en aguas mansas como las de los diques o los ríos poco caudalosos. Es como un paseo en el que los dos tripulantes deben remar al mismo tiempo.

Para avanzar en medio del agua, los remos irán abriendo paso por el mismo lado. Y a diferencia de lo que pueda creerse, el desarrollo de este deporte no solamente es para personas con gran fortaleza en los brazos o en el torso. Lo pueden practicar todos, incluso los niños. El éxito es la coordinación.

Remar no es tan complicado. Cuando se utiliza el brazo derecho se debe empujar con el pie del mismo lado para obtener la fuerza que se necesita y hacer que el remo ingrese al agua. Al final el kayak doble puede ser una actividad que relaja, ya que en esta modalidad no se realizan competencias.

Para Luis Núñez, el movimiento rítmico de remar ayuda a mantener la fluidez de las articulaciones, lo que aumenta la flexibilidad y el equilibrio. Además, ayuda a bajar de peso.

La recomendación es que los principiantes vayan acompañados por un guía especializado. La persona que va atrás es el timonel del bote y el encargado de dar las indicaciones.

En el caso de que haya piedras, el remo es fundamental para pasarlas. Lo ideal es que ambos tripulantes remen hacia el mismo destino. Como en todo deporte, si el cansancio apremia, lo mejor es orillarse.

En Pastaza, el kayak doble toma fuerza. Se desarrolla especialmente en los diques de Shell, Mera, Veracruz y Fátima y en los ríos Arajuno y Puyo. Carmen Meneses, de la agencia Vida Selva, explica que un paquete en el que se incluyen los accesorios cuesta USD 50.

Ahora si la idea es hacerlo por separado, el alquiler del kayak está en USD 40 y el guía cobra USD 30 por pasar todo el día.

La embarcación de fibra de vidrio con los dos puestos puede soportar el paso por las piedras, pero es preferible que para este tipo de aventuras se usen los faldones que se usan para el kayak simple.

La otra arista es practicar el deporte doble extremo, según Timoteo Santy, experto en kayak. Pero aclara que para esto es necesario tener más experiencia. Es más veloz ya que se realiza en aguas rápidas con más piedras y mayor caudal.

El especialista comenta que esta modalidad del kayak requiere de técnica y práctica que solo se obtiene remando y experimentando sobre el agua.

En Huarasinchi, una de las pruebas se desarrolla en aguas caudalosas. Adán Carvajal compite en esta fase. Para él, el kayak doble es una experiencia interesante, ya que desarrolla los músculos del cuerpo y permite tener la adrenalina de un deporte extremo. Al mismo tiempo es refrescante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)