22 de December de 2013 00:02

Seis vestidos se elaboraron para el Niño Viajero

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un vestido de tonalidad verde utilizará el próximo martes el Niño Viajero durante su tradicional pase. El recorrido, que congrega a más de 35 000 personas, se iniciará a las 10:00 en el centro de Cuenca.

El color del traje fue elegido por la Policía, que es el prioste principal de este año. Esta entidad donó la tela para que las religiosas del Monasterio del Carmen confeccionaran el atuendo.

Sor Ana fue la encargada del bordado. Con otras 16 religiosas dibujaron en moldes el corte del vestido, que fue escogido de un libro antiguo de la congregación.

Según la madre Leonor, priora del convento, esta ropa es especial porque tiene un corte singular debido a la silueta del niño, que tiene su brazo derecho alzado. Las religiosas también confeccionaron otros cinco vestidos para la novena y velación.

Vestir las imágenes toma 40 minutos y en el Monasterio se conservan más 100 trajes. La imagen original permanece guardada en una urna y solo el 2 4 de diciembre es sacada para el pase del Niño Viajero, que en el 2008 fue declarado como Patrimonio Inmaterial del país. Existen dos replicas.

Las religiosas también alistan la decoración de cuatro carros alegóricos. El primero lo dedican al fallecido sacerdote Miguel Cordero (anterior propietario de la imagen). Estará adornado con ollas de barro y otros elementos propios de la capital azuaya.

El segundo carro es un homenaje a la Virgen del Carmen, patrona de la congregación. En el último automotor se representará la Anunciación a María.

Desde las 20:00 de hoy, los integrantes del grupo juvenil Hermano Miguel realizarán la velada de la imagen del Niño Viajero, que fue esculpida en 1823. En la Catedral de la Inmaculada se presentarán coros navideños.

Se prevé que el recorrido del martes próximo dure unas siete horas. Según Diana Cárdenas, una de las organizadoras, participarán habitantes de las zonas urbanas y rurales y extranjeros radicados en Cuenca.

Desde hace seis meses, las madres del Carmen y los devotos preparan esta fiesta religiosa en la que entregarán pan, caramelos y chicha. De la elaboración de esta bebida típica se encarga la familia de Cesario Pulla, que preparará 1 000 litros. Las religiosas y la familia de Carmen Llivipuma elaboran el pan.

La seguridad

Los agentes de tránsito del Municipio de Cuenca y elementos del ECU 911, Policía y Ejército se encargarán de la seguridad durante el pase.

Las religiosas del Carmen realizaron ayer un homenaje a 200 niños de la ciudad. Les entregaron juguetes y pan.

Los devotos, desde la madrugada del martes, se ubicarán en el sector de la Feria Libre para ganar un espacio y ser parte del recorrido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)