28 de August de 2010 00:00

Las ruinas cañaris se muestran en Sígsig

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Cuenca

El cantón azuayo de Sígsig conserva una amplia riqueza arqueológica. Los sitios más visitados son el Castillo Duma, el camino Cañari, la cueva de Chobshi y las ruinas de Shabalula.

La ruta arqueológica se inicia en el Museo de la Asociación Comunitaria Chobshi, que está a 15 minutos del centro de Sígsig.

Rosa Placencia es una de las guías del museo, una edificación de adobe y madera. Se exhiben vasijas con figuras humanas, cráneos, utensilios, hachas, piedras... de la cultura Cañari.

Para iniciar el recorrido en la intemperie, Placencia recomienda cubrirse del sol y llevar agua. En el trayecto hay árboles de nogal, capulí, chilca... Para llegar al Castillo Duma hay que caminar 40 minutos. Es una estructura rectangular de 3 000 metros cuadrados.

Placencia relata que hace 700 años el sitio fue el centro político-religioso de los incas, luego un cuartel de resistencia. Mónica Pesántez y Martha Sánchez escuchan con asombro.

La ruta continúa por el camino Cañari. Hay que hacer una parada obligatoria en una piedra con grietas. Allí, dice Placencia, dos jóvenes se salvaron de un diluvio y luego se encontraron dos guacamayas (ave con rostro de mujer). Es el origen de la cultura Cañari.

La siguiente parada es la cueva negra de Chobshi, de 6 metros de altura y 9 de profundidad.

Según la leyenda fue habitada por las hermanas Chobshi y Sígsig, quienes descubrieron el fuego. La ruta termina en Shabalula, en donde, desde la cima se custodiaba el territorio cañari.

65 kilómetros separan a Sígsig de la capital azuaya

Desde Quito hay que tomar la Panamericana hasta Cuenca. Hay 507 kilómetros.

En la terminal de Cuenca se puede tomar un bus a Sígsig. El pasaje cuesta USD 1,25.

LAN, Tame, AirCuenca y Aerogal vuelan entre Quito y Cuenca. Vale desde USD 64,59.

Funcionan el hotel Fazayñan y la hostería El Barranco. El costo por persona es de USD 20.

Este cantón tiene otros atractivos para los visitantes

La gastronomía es variada. Hay cuy, fritada, sancocho, mote pillo, habas, tortillas con miel...

En la zona de Zhingate se puede practicar la pesca deportiva y hay paseos en bote.

Otro atractivo es la Asociación de Toquilleras, donde se elaboran 250 sombreros a la semana.

El Centro tiene 105 casas de adobe y bahareque. Fueron declaradas patrimonio nacional.

Las piezas en el Museo. Se exhiben piezas arqueológicas traídas de la cueva de Chobshi. También hay cráneos, utensilios, piedras para moler y hachas.

Una artesanía local. En la Asociación de Toquilleras María Auxiliadora se elaboran sombreros de paja toquilla. Zoila Nugra atiende a Claire Ingreneau.

Atractivos

En la hostería El Barranco. Está ubicada en las inmediaciones del río Santa Bárbara. Su estructura es de madera y adobe. El alojamiento cuesta USD 20.

Una casona patrimonial. En el Museo Arqueológico del Municipio local también se exhiben 200 piezas que fueron traídas de la cueva de Chobshi.

En el puente La Unión. A la entrada de Sígsig puede practicar deportes extremos como ‘puenting’. Otra actividad recreativa es la pesca deportiva en Vitrucha.

Las ruinas del Castillo Duma. Mercedes Landi y Dayana Lata y la niña Angélica Cabrera visitan el sitio que fue parte de la cultura Cañari.

Otro atractivo del cantón. En la plaza de Mayo se ubicaron los Zanqueros de Tudul. Es una estructura metálica elaborada por el artista Miguel Illescas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)