1 de April de 2012 12:46

Las remesas de Tungurahua ahora se regresan hacia España

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La bonanza que generó la migración en algunas comunidades rurales de Tungurahua parece llegar a su fin. Así lo temen los parientes de quienes partieron desde esta provincia hacia España y Estados Unidos, de preferencia. En la última década, este fenómeno cambió la arquitectura de varias parroquias rurales. Las casas de dos y tres pisos con diseños contemporáneos sustituyeron a las tradicionales viviendas de un piso con techado de teja antigua.

Hoy, en esas zonas empezó a darse el fenómeno de ‘remesas inversas’. Esto significa que desde Ecuador se envía dinero a los emigrantes en Europa y Estados Unidos para que paguen las hipotecas por los bienes adquiridos.

Manuel Pineda, de 37 años, trabajó en Alicante España entre el 2000 y el 2010. Su esposa Marilú Castro estuvo con él. Sin embargo, esta pareja decidió regresar cuando las cosas se complicaron en el continente europeo.

Pineda cuenta que “no tuvimos opción. La crisis económica e inmobiliaria que allá se mantiene, nos obligó a volver. Ahora habitamos en una casa que edificamos con nuestro trabajo en el exterior y abrimos una pequeña fábrica de jeans en el cantón Pelileo”.

Otro emigrante que está decidido a regresar es Ángel Pillajo. Su madre, Hermelinda Landa, una agricultora de 65 años, vive en el barrio San José, en la parroquia Totoras, cerca de Ambato.

El lugar es un sitio tranquilo rodeado por colinas donde se desarrolla una agricultura incipiente. Cerca se encuentra la carretera que conecta Totoras con Salasaca, Pelileo y Baños.

“Mi hijo viajó a España y me enviaba dinero para que yo le ayudara a construir una casa que ahora ya está concluida. Sin embargo, en este tiempo su situación es muy complicada en Europa. Incluso pensó en vender esta vivienda para pagarse su estadía en ese país ”, cuenta Landa, mientras mira la casa nueva que está en medio de un sembrío de alfalfa.

De acuerdo con un estudio de la Dirección Provincial de Educación de Tungurahua, 3 656 personas emigraron a distintos países, entre 1989 y el 2007.

El 66% viajó a España desde las parroquias Augusto Nicolás Martínez, Atahualpa, Izamba, Huachi Grande, Quisapincha y Picaihua. Además de los cantones Pelileo, Baños de Agua Santa, Cevallos, Tisaleo y de Quero.

Según la Secretaría Nacional del Migrante (Senami), entre el 2005 y el 2007se presentó un auge de las remesas en el país.

La crisis que empezó en el 2008, los envíos de divisas registraron un retroceso del 24,74% por año. En ese período Ecuadro recibió USD 763 millones. Se redujeron a USD 343 millones

Según el Ministerio de Relaciones Laborales, en España residen 343 625 ecuatorianos de entre 16 y 65 años. La Senami indica que Ecuador dejó de recibir USD 763 millones entre el 2007- 2010 por remesas internacionales. En cuanto a envíos desde España, se dejaron de recibir USD 343 millones.

En el barrio Los Laureles vive María Paredes. Ella se dedica a la agricultura y a las labores de su casa. Su hija Mónica Viteri, de 34 años, aún vive en España. Pero su madre no sabe si regresará.

Paredes cuenta que el trabajo de Mónica le ayudó con los egresos por la enfermedad de su padre. Él sufrió de cáncer y falleció hace tres años. “Mi familia gastó en la enfermedad USD 3 000. Me ayudó mi hija y la familia”.

Para el gerente de la Cooperativa Chibuleo, Rodrigo Llambo, los emigrantes todavía son sujetos de crédito para las decenas de cooperativas locales. “Sí hemos registrado casos en los que se han retrasado en el pago de los préstamos hasta 60 días, pero luego se pusieron al día. La gente pobre es buena pagadora de sus deudas”.

Según Llambo, los emigrantes o sus familiares solicitaron préstamos para comprar viviendas o instalar nuevos negocios.


Las propuestas

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España (Conadee) arman una alianza para generar un mayor impacto político en la discusión de la crisis de las hipotecas.

El Gobierno español propone tres medidas para salir de la crisis. Estas son: reestructuración de la deuda, la condonación de una parte del crédito y que el deudor pueda arrendar el piso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)