11 de May de 2014 16:17

Regular movimiento en centro de Guayaquil por Día de la Madre

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Durante toda la mañana, el centro del Puerto Principal ha registrado un movimiento de personas por debajo de lo habitual de un domingo.
Desde muy temprano la presencia de personas se dio alrededor de iglesias como la Basílica de La Merced, Catedral, San Agustín, San José y Santo Domingo, que se sitúa en el área central.

Las misas tuvieron como eje central la celebración del Día de la Madre y la veneración a la Virgen María en su mes.

Las calles presentaban poca circulación vehicular y hacia las 10:00 fueron los vendedores de flores, globos y peluches los que dieron vida y color al casco comercial.

Luz Ruiz llegó desde el sur de la ciudad para, junto a sus dos hijas, ofrecer estos productos. “Tengo tres docenas de rosas y de globos que espero venderlos todos lo más pronto posible”, dijo en la esquina de Nueve de Octubre y Córdova.

Para Ruiz es un domingo igual que otros pues tiene que salir a buscar el sustento familiar. “Para la noche esperamos reunirnos en casa para comernos aunque sea un pollito”, expresó antes de seguir ofreciendo, en un dólar, sus productos.

En la principal avenida de Guayaquil, y en su malecón, se apreció más a grupos de turistas extranjeros y nacionales.

Ana Luisa Ramírez llegó desde Chiclayo (Perú) con un grupo de familiares y amigos, entre ellos sus dos hijos. “El mejor regalo es estar con ellos”.

Hasta las 12:30 pocos grupos de familias paseaban por esta zona de la ciudad. En tanto, hubo madres que cumplían con sus oficios. Como Isabel que realizaba limpieza dentro del Centro Comercial Malecón, o “Lourdes” (nombre ficticio) quien la observaba como parte de su labor de seguridad en el sector. Ambas coincidieron que luego de la jornada de trabajo habrá un tiempito para compartir con la familia.

En los locales comerciales los propietarios esperaban que pase la hora del almuerzo para recibir más visitantes, pues esa ha sido la tónica de los años anteriores. Igual a lo que acontecía a la Bahía en donde hubo menos locales abiertos que lo habitual.

Los restaurantes y los patios de comidas de los diversos Centros Comerciales fueron los que captan a esta hora la mayor afluencia de ciudadanos que en grupos familiares concurren a agasajar a las madres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)